Paraguay: Los obispos piden rezar por la paz en los países latinoamericanos
Miercoles 20 Nov 2019 | 11:17 am
Asunción (Paraguay) (AICA):
El secretario general de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), monseñor Amancio Benítez, obispo de Benjamín Aceval, difundió un mensaje, emitido ayer, 19 de noviembre, en el que invita a “rezar y trabajar por la paz”, ante las “situaciones de gran violencia y ataques contra personas y lugares sagrados en diferentes países de América Latina y el Caribe.
El secretario general de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), monseñor Amancio Benítez, obispo de Benjamín Aceval, difundió un mensaje, emitido ayer, 19 de noviembre, en el que invita a “rezar y trabajar por la paz” en los países de América Latina y el Caribe amenazados por situaciones de violencia..

“En respuesta a situaciones de gran violencia y ataques contra personas y lugares sagrados en diferentes países de América Latina y el Caribe, invitamos a los fieles católicos y a todos los que creen en Dios, a unirse a nosotros en oración para detener los abusos y los enfrentamientos entre hermanos y para que se respete la libertad religiosa”, se lee en el texto de la CEP.

Tomando la primera carta de San Pablo a Timoteo, en la que el apóstol recomienda hacer “súplicas, oraciones y agradecimientos para todos los hombres, para los reyes y para todos aquellos en el poder, para que podamos pasar una vida tranquila y pacífica con toda compasión y dignidad”, los prelados paraguayos recuerdan que “la paz es un regalo de Dios y al mismo tiempo nuestra tarea” e insta a pedirle “al Príncipe de la Paz que nos la dé y aliente a todos los hijos de Dios a trabajar por ella”.

El mensaje recuerda las palabras de monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), ante la grave situación que enfrentan Chile y muchos países latinoamericanos: “la Iglesia peregrina en América Latina y en el Caribe es un cuerpo y cuando una parte del cuerpo sufre, la Iglesia lo sufre, comparte su dolor, pero también su esperanza”, por eso es necesario insistir en la necesidad de “buscar la paz a través del diálogo, con participación de todos los protagonistas e instituciones, para encontrar soluciones reales orientadas al bien común”.

La CEP concluye su llamamiento invocando a nuestro Señor Jesucristo, para que, con la intercesión de la Virgen María, ayudemos a “fortalecernos en la oración y a encontrar soluciones para vivir en paz en nuestras naciones” y recomienda a los sacerdotes usar la fórmula de la “Misa por la paz y la justicia” del Misal Romano. +