La Iglesia mendocina reiteró la necesidad de cuidar el agua y el medio ambiente
Miercoles 20 Nov 2019 | 12:54 pm
Mendoza (AICA):
Los obispos y sacerdotes del Consejo Presbiteral de la arquidiócesis de Mendoza difundieron un mensaje en el que reiteran la necesidad del cuidado del agua y del medioambiente en la provincia y, tras destacar la importancia de la ley 7722 que ahora se pretende derogar o modificar, apelan a enseñanzas del papa Francisco para afirmar que el desarrollo económico no es incompatible con la protección de la casa común y las futuras generaciones.
Los obispos y sacerdotes del Consejo Presbiteral de la arquidiócesis de Mendoza difundieron el mensaje “Cuidar el agua, cuidar la vida”, en el que reiteran la necesidad del cuidado del agua y del medioambiente en la provincia.

“Como pastores nos preocupa seriamente la propuesta de derogación o modificación de la Ley 7722, promulgada en 2007, cuya constitucionalidad declaró unánimemente la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza en diciembre de 2015”, expresan, y destacan “La construcción de esta ley es fruto de un proceso social admirable que merece ser respetado”.

“Como ya manifestó claramente el comunicado de la pastoral social y de ecología integral, no estamos ante una ley antiminería, sino ante un breve cuerpo de normas que resguarda el agua de los mendocinos; un bien preciado y necesario para el desarrollo de la vida en esta tierra desierta, pero objeto de tutela y de cuidado desde siempre, incluso constitucionalmente”, sostienen.



Tras reconocer que “no sólo enfrentamos un proceso de emergencia hídrica sin precedentes en nuestra tierra, sino que, además, la pobreza golpea fuertemente en nuestras comunidades”, citan enseñanzas del papa Francisco que afirman que no es una falacia vincular el desarrollo laboral y económico al cuidado del ambiente.

“El problema social es un problema ecológico y viceversa. Necesitamos políticas de mirada amplia que piensen el desarrollo no sólo en términos financieros sino en todos los aspectos que hacen a la vida digna del ser humano”, aseveran.

La Iglesia mendocina invita a unirse en oración con estas palabras del papa Francisco: “Sana nuestras vidas, para que seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción […], enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar admirados, a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas en nuestro camino hacia tu luz infinita. Gracias porque estás con nosotros todos los días. Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha por la justicia, el amor y la paz”.+

» Texto completo del mensaje