La Plaza de San Pedro ya tiene pesebre y árbol de Navidad
Miercoles 27 Nov 2019 | 08:08 am
Ciudad del Vaticano (AICA):
Un abeto rojo de 26 metros de altura y 70 centímetros de diámetro proveniente de la región italiana de Asiago ya se alza junto al obelisco egipcio en la Plaza de San Pedro del Vaticano a la espera de ser decorado para esta Navidad.
Un abeto rojo de 26 metros de altura y 70 centímetros de diámetro proveniente de la región italiana de Asiago ya se alza junto al obelisco egipcio en la Plaza de San Pedro del Vaticano a la espera de ser decorado para esta Navidad.

La decoración e iluminación del árbol correrá a cargo de la Dirección de Infraestructuras y Servicios de la Gobernación del Vaticano, en colaboración con la empresa de iluminación Osram, que ofrecerá un sistema de iluminación decorativa de un amplio abanico cromático, con tecnología de última generación que permite reducir al mínimo el impacto ambiental y el consumo energético.

La iluminación del árbol se inaugurará el próximo 5 de diciembre en una ceremonia presidida por el cardenal Giuseppe Bertello, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

El abeto rojo proviene de bosques del territorio de los municipios italianos de Rotzo, Pedescala y San Pietro. La superficie boscosa se extiende en una superficie de más de 1.880 hectáreas en la que se encuentran la mayor parte de las especies de abeto rojo, abeto blanco y otros ejemplares autóctonos.

Como suele ser habitual, por cada árbol extraído para ser empleado como árbol de Navidad, se plantarán 40 abetos, una medida que pretende ser una contribución a la restauración ecológica de estos bosques seriamente dañados por la tempestad de 2018.

Junto al árbol, se está instalando también un gran pesebre proveniente de la localidad de Scurelle, en la provincia italiana de Trento.

Por el momento, los trabajos de instalación están ocultos por una valla de madera pero, según explicó el Vaticano por medio de un comunicado de prensa, consistirá en dos estructuras de madera de tradición trentina que alojarán entre 20 y 25 figuras de tamaño natural (alrededor de 1 metro 80 centímetros) de madera policromada. La Sagrada Familia se situará bajo la estructura más grande.

Alrededor de la escena central habrá un espacio para los demás personajes: los Reyes Magos, los pastores, animales, objetos y plantas.

Además, habrá un recuerdo especial para las víctimas del temporal de octubre y noviembre de 2018 que devastó diversas zonas de Triveneto. Como recuerdo de aquel desastre, se incluirán algunas piezas de madera provenientes de las zonas afectadas por las inundaciones.

Por otra parte, el Vaticano también instalará un segundo pesebre en el interior del Aula Pablo VI. Se trata de un conjunto escultórico procedente de la localidad italiana de Conegliano, en la provincia de Treviso.

La estructura recordará a las construcciones geométricas de inspiración gótica, con arcos ojivales que se entrecruzan en una disposición radial. Junto al pesebre estará presente un capitel que representa la celebre obra “Madona con Bambino”, del pintor renacentista Cima da Conegliano.

Las figuras que se introducirán en el pesebre tienen un tamaño de 125 centímetros y estarán vestidas con ropajes típicos de la tradición véneta.

El árbol y el pesebre estarán expuestos en la Plaza de San Pedro del Vaticano hasta la conclusión del Tiempo de Navidad, que coincide con la fiesta del Bautismo del Señor el domingo 12 de enero de 2020. +