Obispos españoles: “No hay enfermos incuidables aunque sean incurables”
Miercoles 27 Nov 2019 | 10:11 am
Madrid (España) (AICA):
“Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida”, es el título del documento elaborado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) al término de su Asamblea Plenaria para “situarse en este debate sobre la eutanasia, el suicidio asistido y la muerte digna”, según explicó el obispo auxiliar de Valladolid, monseñor Luis Argüello, secretario general y portavoz del episcopado español.
“Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida”, es el título del documento elaborado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) al término de su Asamblea Plenaria para “situarse en este debate sobre la eutanasia, el suicidio asistido y la muerte digna”, según explicó el obispo auxiliar de Valladolid, monseñor Luis Argüello, secretario general y portavoz del episcopado español.

Aunque el documento todavía no se hizo público –la CEE organizará una presentación a los medios próximamente–, monseñor Luis Argüello, explicó las líneas generales del mismo. «Es un documento sencillo e importante que está articulado a través de pregunta y respuestas y que afirma la dignidad de toda vida, una dignidad que viene marcada por el mismo hecho de ser humano», explicó.

El texto, continuó el secretario general de la CEE, responde a la idea de que hay vidas que no merecen ser vividas o a la de que es mejor morir que sufrir y hacer sufrir: «No hay enfermos incuidables aunque sean incurables».

Del mismo modo, recalcó que el documento también es «una propuesta de cuidados paliativos, de responder a la realidad dramática del sufrimiento con una respuesta de amor; es cuidar, aliviar y consolar». «Esta propuesta de consuelo es la que recibe la comunidad cristiana y, desde ahí, invita a toda la sociedad. No hay que confundir la compasión y aniquilar el sufrimiento aniquilando la vida», añadió.

Recordó la postura contraria de la Iglesia, tal y como refleja del documento de la subcomisión de Familia y Defensa de la Vida de la CEE, al ensañamiento terapéutico. «Se afirma el cuidado, el alivio y el consuelo en el final de la vida por los medios prudenciales, por el apoyo que consuela, por el apoyo a la propia familia, pero sin un ensañamiento. Porque el ensañamiento sigue la misma filosofía que la eutanasia, que es la de considerarnos dueños de la vida para acabar con ella o dueños para mantenerla artificialmente», concluyó.

Derecho de los padres a la educación de sus hijos
Otro de los temas que abordaron los obispos españoles durante la Asamblea Plenaria, que concluyó el pasado 22 de noviembre, fue la disponibilidad de la CEE de diálogo con el futuro gobierno de España, sobre las cuestiones que atañen a la libertad y el bien común dentro de la Constitución y de los acuerdos firmados.

En este marco, los obispos insistieron en que los padres tienen derecho a elegir el tipo de enseñanza que deseen para sus hijos.

En referencia al artículo 27 de la Constitución española, que generó un debate importante en los últimos días, tras las definiciones de la ministra Celaá sobre la libertad de enseñanza.

“La propia Constitución nos dice cómo ha de ser leído”, dijo monseñor Argüello y añadió: “El artículo 10 párrafo 2 dice que han de interpretarse conforme a la declaración universal de derechos humanos". En este documento, en el apartado número 26 se asegura que "los padres tienen derecho a escoger el tipo de educación".

Además recordó que el artículo donde se recoge la libertad de enseñanza tiene una protección especial, que no tienen otros derechos, que también son muy importantes, como por ejemplo el de la vivienda. "Nosotros desde esta perspectiva, desde el respeto al marco constitucional y a los acuerdos firmados, estamos dispuestos a dialogar con cualquier gobierno", afirmó el prelado español.

Abusos

En lo que se refiere a los abusos sexuales en el seno de la Iglesia, la Asamblea Plenaria sigue trabajando el borrador del texto elaborado por la Comisión para la Protección de Menores y la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos y que está a la espera de ser enriquecido por el vademécum que publicará la Santa Sede próximamente.

Monseñor Argüello, que además es el responsable de la citada comisión antiabusos, confirmó que no se contempla ningún tipo de indemnización de carácter general para las víctimas, tal y como solicitó la asociación de acogida a las víctimas Betania, y que habrá que ir a las situaciones concretas. En cualquier caso, manifestó su voluntad de reunirse con los representantes de Betania para conocer el trabajo que están haciendo.

En esta materia, en la de las víctimas, el portavoz episcopal señaló que de aquí a marzo la Conferencia Episcopal verá cómo evoluciona la creación de oficinas de atención diocesanas que pidió el papa Francisco.

Monseñor Argüello puso de manifiesto que, aunque el borrador no está aprobado ni ha recibido la autorización de la Santa Sede para ser decreto general de obligatorio cumplimiento para toda la Iglesia en España, ya se está poniendo en práctica en las diócesis.

También informó que tanto la CEE como otras instituciones de Iglesia –escuelas católicas o Confer– recibieron la visita de un fiscal enviado por la Fiscalía General del Estado, a la que la ministra de Justicia encargó una investigación sobre los casos en la Iglesia Católica, explicó. +