El día de la Inmaculada Concepción el Papa homenajeará a la Virgen en Roma
Jueves 5 Dic 2019 | 09:25 am
Ciudad del Vaticano (AICA):
Como todos los años, el 8 de diciembre, con motivo de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, los romanos rendirán homenaje a la Virgen, ante la estatua de la Inmaculada, próxima a la plaza de España de la capital italiana y el papa Francisco se hará presente para clausurar la jornada y homenajear a la Madre de Dios.
Como todos los años, el 8 de diciembre, con motivo de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, los romanos rendirán homenaje a la Virgen, ante la estatua de la Inmaculada, próxima a la plaza de España de la capital italiana y el papa Francisco se hará presente para clausurar la jornada y homenajear a la Madre de Dios.

Como es tradición, los primeros en homenajear a la Virgen en la plaza Mignanelli, próxima a la plaza de España, serán los bomberos, en recuerdo de los 220 compañeros que inauguraron el monumento el 8 de diciembre de 1857. A las 7.30 subirán a la alta columna para poner su guirnalda de flores sobre el brazo de la Virgen.

Luego, como ocurrió en 1953, el Papa participará en el homenaje de la Ciudad. Su llegada a la plaza España está prevista para las 16, donde será recibido por el cardenal vicario Angelo De Donatis y las autoridades civiles, rezará ante el monumento dedicado a la Virgen y dejará flores en su base.

Antes que el Papa, grupos de personas y personalidades dejarán arreglos florales al pie de la columna de 12 metros de altura diseñada por el arquitecto Luigi Poletti. Sobre ella se encuentra la estatua de la Inmaculada de bronce realizada por el escultor Giuseppe Obici.

Entre los grupos que presentarán sus honores a la Madre de Dios, también estarán los núcleos empresariales de los Acli de Roma, Cotral-Atac, Acea, Inps-Inpdap y los empleados de Roma Capitale, como lo vienen haciendo desde hace más de medio siglo.

La jornada será animada por los franciscanos de la basílica de los Santos Apóstoles, “con cantos y momentos de oración, con participación de las cofradías, grupos de laicos y parroquias que llevarán su homenaje floral a la Virgen, compartiendo un gesto tan sencillo y humilde como la Madre, indicó el padre Agniello Stoia, párroco de la basílica.

El religioso franciscano subrayó especialmente el aspecto espiritual de este servicio: “No se trata solo de ordenar las flores, sino sobre todo de mantener, en un día de celebración y de alegría, un clima de reflexión que pueda favorecer verdaderamente el encuentro con María”. Por eso habrá también “un pequeño grupo de apoyo, con algunos hermanos que ofrecerán la Medalla Milagrosa y explicarán su devoción”.

“Muchos también piden confesarse, así que detrás del pilar de la Inmaculada Concepción habrá sacerdotes para el sacramento de la reconciliación”, concluyó.

Además de los frailes franciscanos participación también y ofrecerán servicios los seminaristas del instituto Seraphicum, el grupo de evangelizadores del denominado Sveglia franciscano y algunos laicos de la Milicia de la Inmaculada, la asociación de fieles fundada por san Maximiliano Kolbe.

Durante la novena a la Inmaculada, del 29 de noviembre al 7 de diciembre, a las 17.45, en la basílica de los Santos Apóstoles, se reza el Rosario y el canto de las letanías, seguido de la misa a las 18.30, presidida cada tarde por un cardenal; y concluye con el canto franciscano Tota Pulchra. +