Mons. Lozano: Los cuatro grandes sueños de Francisco
Domingo 16 Feb 2020 | 10:23 am
San Juan (AICA):
El arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Eduardo Lozano, dedicó su columna semanal a la recientemente publicada exhortación apostólica ¨Querida Amazonía¨ del papa Francisco. En su reflexión, se centró en los ¨cuatro grandes sueños de Francisco¨.
En una nueva entrega de su columna semanal, el arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Eduardo Lozano, se refirió a los "cuatro grandes sueños de Francisco", contenidos en la recientemente publicada exhortación apostólica "Querida Amazonía".

"El Papa acostumbra abrirnos su corazón y enseñarnos así a sumarnos en el camino de la alegría del amor, del Evangelio", reconoció el prelado.

"Cuando hablamos de sueños la mayoría de las veces nos referimos a anhelos casi imposibles de cumplir. Situaciones futuras tan deseables como 'inalcanzables'", señaló.

Sin embargo, advirtió, "estos sueños de miles de millones de personas en el mundo en general y la Amazonia en particular son asumidos por el corazón del pastor, rumiados en su oración, y expresados con amor y palabras de esperanza".

"En la presentación de la nueva exhortación apostólica que se realizó el miércoles 12 en el Vaticano, un par de los panelistas hicieron referencia a que hay que leerla como una carta de amor. Por eso sus primeras palabras 'Querida Amazonía' dan el título al documento", explicó.

Los sueños del Papa, destacó monseñor Lozano, se refieren a lo social, cultural, ecológico y eclesial.

En primer lugar, “un sueño social ante el clamor de la Tierra y el grito de los pobres”, que desarrolla lo afirmado en la encíclica Laudato si': “Un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres”.

Por eso, afirmó el arzobispo, Francisco nos dice: "Sueño con una Amazonía que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida.”

En segundo lugar, continuó, expresa "un sueño cultural, por la conversión cultural". En este punto, el Papa expone: "Sueño con una Amazonía que preserve esa riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana.” Para que esto sea posible, consideró monseñor Lozano, "debemos desterrar actitudes colonialistas que avasallan los estilos de vida de sus pueblos originarios".

El tercero es "un sueño ecológico, con esperanza de conversión ecológica". En ese sentido, el Santo Padre expresa: “Sueño con una Amazonía que custodie celosamente la abrumadora hermosura natural que la engalana, la vida desbordante que llena sus ríos y sus selvas.”

"El haber planteado ya en Laudato si’ (hace 5 años) la necesidad de una ecología integral, da el marco a este capítulo", explicó el pastor de San Juan de Cuyo. "La conversión ecológica nos llama a un estilo de vida sobrio y sencillo que nos lleve a actitudes más responsables de consumo, de tratamiento de los desperdicios no biodegradables", añadió.

En ese sentido, recordó la importancia del cuidado de la Casa Común y el llamado del Papa a escuchar "el grito de la Amazonía". De ese modo, exhortó a "pasar de ser una Iglesia de visita a una Iglesia de presencia".



“Sueño con comunidades cristianas capaces de entregarse y encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos”, citó, y consideró que "para eso es muy importante desplegar la vocación propia de los laicos en la construcción de la comunidad cristiana, desterrando actitudes clericales y autoritarias".

Para finalizar, aclaró: "Si bien es cierto que la Eucaristía es el culmen de la oración de la Iglesia, sin embargo la vida cristiana de las comunidades no puede quedar encerrada en si tiene misa o no. Hay que desplegar más una teología y praxis de los ministerios laicales".

"Querida Amazonia: bienvenida y gracias por indicarnos la oportunidad y darnos herramientas de ser mejores cuidadores de esta parte de nuestro bendito mundo", concluyó.+