Cónclave: clima de una gran espiritualidad y al mismo tiempo de solemnidad
Miercoles 13 Mar 2013 | 12:03 pm
Ciudad del Vaticano (AICA):
“Vivimos un momento muy hermoso y de gran intensidad. Estamos llegando a la fase definitiva de un período abierto hace un mes con la renuncia de Benedicto XVI y que concluirá con la elección de su sucesor. La expectativa crece: lo vemos y lo sentimos”, dijo el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi en su encuentro en el Media Center con los miles de representantes de los medios de comunicación llegados a Roma para asistir al Cónclave.
“Vivimos un momento muy hermoso y de gran intensidad. Estamos llegando a la fase definitiva de un período abierto hace un mes con la renuncia de Benedicto XVI y que concluirá con la elección de su sucesor. La expectativa crece: lo vemos y lo sentimos”, dijo el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi en su encuentro en el Media Center con los miles de representantes de los medios de comunicación llegados a Roma para asistir al Cónclave.

Los 115 cardenales que eligen al Papa, informó el padre Lombardi, salieron esta mañana a las 7,45 de la Casa Santa Marta para trasladarse a la Capilla Paolina, donde celebraron misa a las 8,15 y a las 9,15. A las 9.30 entraron en la Capilla Sixtina y después del rezo de la Hora media procedieron a los dos escrutinios matutinos. La fumata, de nuevo negra, salió a las 11.40 de la mañana; unos veinte minutos antes de lo previsto.

El director de la Oficina de Prensa hizo mención también al clima que se está viviendo entre los fieles congregados en la plaza de San Pedro “Ayer, por la noche ya había mucha gente esperando la fumata; más, incluso, de lo que se podía suponer. Es ya un indicio del clima sereno y alegre que caracteriza estos días y que me recuerda el de la elección, hace ocho años, de Benedicto XVI, cuando la gente acudió a pie a la Plaza de San Pedro, porque el tráfico estaba bloqueado, para dar la bienvenida a su nuevo obispo, al obispo de Roma y al Pastor de la Iglesia universal. Entonces y ahora se siente el afecto que los romanos sienten por el Papa, al que recibien siempre calurosamente, venga de donde venga”.


Ayer nadie esperaba una fumata blanca
Refiriéndose después al resultado negativo de los tres primeros escrutinios, el padre Lombardi dijo: “Ayer nadie esperaba una fumata blanca y esta mañana creo que tampoco. Es muy normal. Si se repasan los cónclaves del siglo pasado, sólo el de Pío XII en los albores de la Segunda Guerra Mundial, dio resultado positivo al primer escrutinio”. También explicó que, en su opinión, no hay cardenales enfermos en el Cónclave. “Lo demostraría la rapidez del voto; con los “Infirmari” (los encargados de recoger el voto de los enfermos) todo el procedimiento requeriría más tiempo. Por eso creo que están todos en la Sixtina”.

Después de la enorme fumata negra de ayer a la tarde el portavoz aclaró: “El humo no ha oscurecido los frescos de Miguel Ángel, ni perjudicado la salud de los cardenales. Los purpurados se encuentran bien, de buen humor y esta mañana algunos fueron caminanado hasta la Capilla Paolina donde celebran misa antes de entrar en la Sixtina”.


El “clima” en el cónclave
Para dar una idea del ambiente que se vive en el Cónclave, el padre Lombardi se remitió a las palabras del cardenal alemán Karl Lehman que ya participó en uno y que antes de entrar en el actual explicó que el clima dentro de la Sixtina no es frío y ceremonioso, “sino de gran espiritualidad y al mismo tiempo de solemnidad. Se habla en voz baja y el ambiente, presidido por el Juicio Final de Miguel Ángel, da una impresión muy fuerte a la que no podemos sustraernos”, resume el purpurado.

Por último, hablando de cómo transcurren el tiempo los cardenales en la Casa de Santa Marta informó que los electores tienen “libertad absoluta para organizar el tiempo a su disposición como quieran: descansar, rezar en la capilla, intercambiar pareceres para madurar su juicio, etc.”.+