El Vaticano envía a los obispos del mundo 38 preguntas para preparar el Sínodo de la Familia
Viernes 1 Nov 2013 | 09:58 am
Ciudad de Vaticano (AICA):
El Vaticano envió a los obispos del mundo 38 preguntas en un cuestionario para preparar el Sínodo extraordinario sobre la Familia que el papa Francisco convocó para octubre de 2014. El interrogatorio lleva adjunto un documento en el que se explica la modalidad de trabajo tendiente a “buscar líneas operativas para la pastoral de la persona humana en la familia” y describe las “problemáticas inéditas” de los últimos años, entre ellas la difusión de las parejas “de hecho”, las uniones entre personas del mismo sexo “a las que no pocas veces se consiente la adopción de hijos”, los matrimonios mixtos o interreligiosos, la familia monoparental, la difusión del fenómeno del “alquiler de vientres” y “el debilitamiento o abandono de la fe” en el sacramento del matrimonio y en el “poder terapéutico” de la confesión. También detalla los fundamentos bíblicos y el magisterio de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, y llama a las conferencias episcopales a una “urgente” atención de estos problemas.
El Vaticano envió a los obispos del mundo 38 preguntas en un cuestionario adjunto al breve documento para preparar el Sínodo extraordinario sobre la Familia que el papa Francisco convocó para octubre de 2014.

El Papa quiere consultar a las conferencias episcopales sobre cuáles son los desafíos pastorales sobre la familia que la Iglesia debe afrontar.

En el documento adjunto se explica también la modalidad de trabajo, cuya primera etapa será la asamblea extraordinaria de octubre de 2014, que deberá recopilar “los testimonios y las propuestas de los obispos”, y la segunda será el Sínodo ordinario de 2015 que tiene como objetivo “buscar líneas operativas para la pastoral de la persona humana en la familia”.

Describe las “problemáticas inéditas” de los últimos años, entre ellas la difusión de las parejas “de hecho”, las uniones entre personas del mismo sexo “a las que no pocas veces se consiente la adopción de hijos”, los matrimonios mixtos o interreligiosos, la familia monoparental, la difusión del fenómeno del “alquiler de vientres” y “el debilitamiento o abandono de la fe” en el sacramento del matrimonio y en el “poder terapéutico” de la confesión.

Asimismo, se pide a las conferencias episcopales del mundo una “urgente” atención de estos problemas.

“Si, por ejemplo, se considera solo el hecho de que en el actual contexto muchos chicos y jóvenes, nacidos en matrimonios irregulares, podrían no ver nunca a sus padres acercarse a los sacramentos, se comprende cuán urgentes son los desafíos para la evangelización de la situación actual… Esta realidad tiene una singular conformidad en la vasta acogida que está teniendo en nuestros días la enseñanza sobre la misericordia divina y su ternura para con las personas heridas: las expectativas consecuentes sobre las decisiones pastorales relacionadas con la familia son muy amplias”, advierte.

La segunda parte del documento indica en tres páginas los fundamentos bíblicos y el magisterio de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia.

Por último, se formulan las 38 preguntas en las que se interroga sobre la difusión y la recepción de las enseñanzas de la Iglesia al respecto, sobre las dificultades para ponerlas en práctica y sobre su relación con los programas pastorales en todos los niveles. También se pide información sobre cuáles son los puntos más atacados y rechazados fuera de los ambientes eclesiales.+