El Código de Derecho Canónico cumple 30 años
Viernes 29 Nov 2013 | 11:23 am
Buenos Aires (AICA):
El presbítero Mauricio Landra, decano de la Facultad de Derecho Canónico “Santo Toribio de Mogrovejo”, de la Universidad Católica Argentina, compartió una reflexión con motivo del trigésimo aniversario de la puesta en vigor del Código de Derecho Canónico, cuerpo normativo que regula la actividad de la Iglesia. El sacerdote recordó que el Código “está fundado en la rica herencia jurídica y legislativa de la Revelación y de la Tradición de la Iglesia” y forma parte del proceso iniciado con el Concilio Vaticano II.
El presbítero Mauricio Landra, decano de la Facultad de Derecho Canónico “Santo Toribio de Mogrovejo”, de la Universidad Católica Argentina, compartió una reflexión con motivo del trigésimo aniversario de la puesta en vigor del Código de Derecho Canónico, cuerpo normativo que regula la actividad de la Iglesia. A continuación, su reflexión.

El 25 de enero de 1983, el papa Juan Pablo II promulgó el Código de Derecho Canónico, que entró en vigor el primer día del Adviento de ese año. En estos días, entonces se cumplen treinta años de esta ley universal que viene acompañando la vida y misión de la Iglesia latina, que luego sería completado con el Código de Cánones para las Iglesias Orientales.

El Código, al ser el principal documento legislativo de la Iglesia, está fundado en la rica herencia jurídica y legislativa de la Revelación y de la Tradición de la Iglesia. De esta manera forma parte del proceso iniciado con el Concilio Vaticano II, manifestando el enorme esfuerzo por traducir en lenguaje canónico la eclesiología conciliar.

A cincuenta años del Concilio y a treinta del Código de Derecho Canónico finalizamos el Año de la fe con la Alegría del Evangelio. Así leemos en
Evangelii Gaudium: "el Obispo (...) en su misión de fomentar una comunión dinámica, abierta y misionera, tendrá que alentar y procurar la maduración de los mecanismos de participación que propone el Código de Derecho Canónico y otras formas de diálogo pastoral".

Estamos buscando que pastores y fieles puedan profundizar sus conocimientos sobre el derecho de la Iglesia, cuya ley suprema es el mandamiento del amor y la misma salvación que Cristo nos ha regalado (canon 1752).

Los invitamos al estudio del Derecho Canónico, obteniendo grados académicos de licenciatura y doctorado, pero lo más importante, formando una respuesta personal y comunitaria como discípulos misioneros de Cristo en el mundo.
+