Miércoles 27 de enero de 2021

Fueron recordados los obispos auxiliares porteños fallecidos

  • 31 de julio, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis de Buenos Aires, Mons. Joaquín Sucunza, presidió una misa en sufragio de las almas de los obispos auxiliares porteños fallecidos. La celebración eucarística, que se llevó a cabo el jueves 30 de julio a las 8.30, tuvo lugar en la cripta de la catedral, recientemente restaurada y en la que están sepultados algunos de los obispos auxiliares. Al comienzo de la celebración el presbítero Alejandro Russo, rector de la catedral, mencionó a los prelados fallecidos por quienes se celebraba esta Eucaristía, e hizo mención especial de monseñor Arnaldo Clemente Canale, de cuyo fallecimiento se cumplía ese día el 25º aniversario y cuyos restos descansan en uno de los nichos de esta cripta.
El obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis de Buenos Aires, monseñor Joaquín Mariano Sucunza, presidió una misa en sufragio de las almas de los obispos auxiliares porteños fallecidos. Con el obispo concelebró el rector de la catedral metropolitana presbítero licenciado Alejandro Gerardo Russo.

La celebración eucarística, que se llevó a cabo el jueves 30 de julio a las 8.30, tuvo lugar en la cripta de la catedral, recientemente restaurada y en la que están sepultados algunos de los obispos auxiliares.

Al comienzo de la celebración el presbítero Russo mencionó a los prelados fallecidos por quienes se celebraba esta Eucaristía, e hizo mención especial de monseñor Arnaldo Clemente Canale, de cuyo fallecimiento se cumplía ese día el 25º aniversario y cuyos restos descansan en uno de los nichos de esta cripta.

Los obispos auxiliares mencionados fueron: Gregorio Romero, fallecido el 21 de febrero de 1915: Fortunato Devoto, cuyo deceso fue el 29 de junio de 1941; Ernesto Segura, que murió el 13 de marzo de 1972; Antonio Rocca, cuya pascua fue el 12 de mayo de 1979; Mario José Serra, que dejó esta vida el 9 de julio de 2005; monseñor José Gentico, quien murió el 5 de abril de 2007, y Guillermo Leaden SDB, que partió a la Casa del Padre el 14 de julio de 2014.

Al término de la misa monseñor Sucunza recorrió el recinto de la cripta bendiciendo los seis nuevos nichos construidos en la reciente restauración.

La cripta de la catedral primada
No hay certeza documental que permita datar con precisión la construcción de la cripta de la catedral, ubicada debajo de su presbiterio. Pese a ello se puede afirmar que, siendo obispo de Buenos Aires Fray Cristóbal de Aresti (1635-1638), se registran acciones que hacen referencia a este recinto.

Esta capilla es el único espacio del templo primado que conserva líneas coloniales, visibles en su estructura, particularmente en el tratamiento de su bóveda, el diseño de sus nichos y las piezas que forman su herrería central. Aunque se rescata el dato de que su acceso original estaba constituido por una escalera central, que conducía al terreno posterior de la catedral, se presume que la escalera repartida que le da hoy acceso pudo ser realizada durante el gobierno pastoral de Fray Cristóbal de la Mancha y Velazco (1641-1673). Esta deducción se basa en las modificaciones que la catedral tuvo en este período, pues el terreno con el que la cripta quedaba conectado inicialmente, se utilizó para ampliar la zona del presbiterio.

Esta capilla soterrada estaba destinada a dar sepultura a dignatarios eclesiásticos, pero también se ha dado sepultura allí a personalidades destacadas del ámbito civil.

La obra documentada más significativa que se ha realizado en este espacio fue decidida por el cardenal Santiago Luis Copello, quien recibió especial ayuda de monseñor Tomás Solari. El arzobispo puso especial interés en que esta obra se realizara, pues debía actualizarse el registro de quienes habían sido sepultados allí y el espacio presentaba un notable estado de abandono. Estas obras, que incluyeron la construcción de un pequeño altar, se iniciaron en 1941 y fueron solemnemente bendecidas el 2 de noviembre de 1943.

En 2001, siendo arzobispo de Buenos Aires el cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, se efectuó una restauración integral patrocinada por Don Rafael del Pino y Moreno, en homenaje al Virrey Joaquín del Pino y Rozas.

Recientemente, en este año 2015, el actual arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, decidió realizar la adaptación funcional de este espacio, mediante las siguientes tareas:

-Ampliación de los seis nichos ubicados en las penetraciones de los muros laterales de la cripta, con provisión de nuevas placas de mármol.
-Provisión de cama divisoria reforzada en nichos, para que cada uno de ellos alberge dos ataúdes.
-Excavado de dos nichos detrás de las placas verticales, ubicadas en el muro posterior de la cripta. Cada uno de ellos provisto de dos estantes portantes para la distribución de urnas en su interior.
-Provisión de nuevo altar, ambón y peana para la Virgen, donadas por la Acción Católica de Buenos Aires.
-Reubicación de placas nominales recordatorias en el pasillo de acceso al recinto.+



Campaña Donación AICA