Viernes 14 de agosto de 2020

Francisco invita a vivir "una revolución de la ternura"

  • 22 de septiembre, 2015
  • Santiago de Cuba
"Queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación. Como María, queremos ser una Iglesia que sepa acompañar todas las situaciones "embarazosas" de nuestra gente, comprometrevoidos con la vida, la cultura, la sociedad, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos", expresó el papa Francisco en la homilía de la misa que presidió, esta mañana, en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba, en el cuarto y último día de su visita apostólica en Cuba.
"Queremos ser una Iglesia que salga de casa para tender puentes, romper muros, sembrar reconciliación. Como María, queremos ser una Iglesia que sepa acompañar todas las situaciones "embarazosas" de nuestra gente, comprometidos con la vida, la cultura, la sociedad, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos", expresó el papa Francisco en la homilía de la misa que presidió, esta mañana, en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba, en el cuarto y último día de su visita apostólica en Cuba.

El Santo Padre fue recibido en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre, el mayor centro de peregrinación de la isla -a unos 25 kilómetros de Santiago de Cuba- por el presidente Raúl Castro, quien también participó en las dos misas anteriores.

En su homilía, el Pontífice alentó a los fieles cubanos a estar "comprometidos con la vida, la cultura, la sociedad y los invitó a "vivir la revolución de la ternura con María, madre de la caridad".

En Cuba, un país de 11 millones de habitantes, donde un 60 por ciento se declara católico, pero menos del 10 por ciento acude a misa de forma regular, la devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre es muy importante y su santuario es uno de los sitios religiosos más venerados por el pueblo cubano.

Situado en El Cobre, municipio de la oriental provincia de Santiago de Cuba, en el promontorio de Santiago del Prado, posee tres naves, con una fachada principal simétrica. Su estructura central concluye en una cúpula, las naves laterales están rematadas por torres donde se enseñorean campanarios en un nivel más bajo. La imagen de madera, que mide unos 30 centímetros, se venera en una iglesia color marfil.+

Texto de la homilía del Papa