Jueves 22 de octubre de 2020

Mons. Cargnello inauguró la segunda casa en la Fazenda de la Esperanza

  • 31 de marzo, 2016
  • Salta (AICA)
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, bendijo e inauguró el Domingo de Pascua la segunda casa en la Fazenda de la Esperanza "Benedicto XVI", ubicada en la localidad salteña de La Silleta, camino a Potrero de Linares, donde reciben contención jóvenes que se recuperan de las drogas. "Fazenda es un tejido de amores, de voluntades, de renovados compromisos y cariño por estos muchachos. Jesús verdaderamente nos está acompañando y le da a la Iglesia la posibilidad de hacer algo, por esta situación nueva, esta experiencia de la debilidad humana y de la esclavitud, que es la drogadicción", aseguró.
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, bendijo e inauguró la segunda casa en la Fazenda de la Esperanza "Benedicto XVI", ubicada en la localidad salteña de La Silleta, camino a Potrero de Linares, donde reciben contención jóvenes que se recuperan de las drogas.

La misa y bendición se celebró el domingo 27 de marzo, en el marco de la celebración de la Pascua de Resurrección de Jesucristo, y llevó por lema "Somos familia, somos esperanza".

"Jesús está verdaderamente entre nosotros y está en nuestra vida. Nosotros apostamos por la vida viviendo. ¿Qué quiero decir con esto? La Resurrección se muestra en las cosas de todos los días, en los trabajos simples e ignorados, en un sembrar constante, pero que va cambiando mi corazón y el mundo", recordó el prelado.

El arzobispo salteño destacó que "la Resurrección nos devuelve esperanza, nos dan ganas de vivir, nos ilumina como el sol a este paisaje único y te permite luchar, con un renovado compromiso de hacer lo que tenés que hacer cada día, porque Jesús está a tu lado, ha resucitado".

"Fazenda se entiende por la proximidad con el Señor. El amor y la fe nos acercan a Jesús, nos explican poder vivir como el resucitado, creer en Él y darle nuestro corazón. Él nos enseñara a darle el corazón a los hermanos, traducido en tiempo, atención, consuelo, fortaleza y seguir adelante", agregó.

Al referirse a este proyecto diocesano, monseñor Cargnello subrayó lo importante que es para la Iglesia en Salta poder acompañar a "Fazenda y a todos los que hicieron posible que lleguemos a este día y que podamos presentar esta obra. Es un tejido de amores, de voluntades, de renovados compromisos y cariño por estos muchachos".

"A mí me hace experimentar que verdaderamente Jesús nos está acompañando y le da a la Iglesia la posibilidad de hacer algo, por esta situación nueva, esta experiencia de la debilidad humana y de la esclavitud, que es la drogadicción. Escuchar la voz de Dios que te dice: "se libre porque yo te quiero", eso es Fazenda", aseguró.

"Luchan los chicos y las chicas en la Fazenda de hombres y de mujeres; pero también la luchan sus padres, sus hermanos, sus amigos y esa es la Resurrección. Y es una lucha desde la confianza, porque nosotros no somos los protagonistas, el que los va cambiando es el Señor, el que tiene la fuerza para renovarlos es el Señor y no se cansa de darnos siempre una nueva oportunidad. Una obra como esta nos hace ver que la vida siempre nos da una nueva oportunidad", concluyó.+