Jueves 22 de octubre de 2020

Obispos españoles señalan el sinsentido de defender la naturaleza y no inmutarnos ante el aborto

  • 31 de marzo, 2016
  • Madrid (España) (AICA)
El próximo 4 de abril la Iglesia en España conmemorará la Jornada por la Vida 2016. Tradicionalmente se celebra el 25 de marzo, día de la Anunciación del Señor, en esta ocasión se trasladó para abril por la coincidencia de la fecha con el Viernes Santo. Con motivo de esta jornada, los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida del Episcopado Español (CEE), que preside Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, obispo de Bilbao, dirigió un mensaje en el que señala la defensa de la vida humana "desde el inicio de su existencia hasta su muerte natural" y denuncia que es un sinsentido no hacerlo en un clima de defensa creciente de la naturaleza.
El próximo 4 de abril la Iglesia en España conmemorará la Jornada por la Vida 2016. Tradicionalmente se celebra el 25 de marzo, día de la Anunciación del Señor, en esta ocasión se trasladó para abril por la coincidencia de la fecha con el Viernes Santo.

Con motivo de esta jornada, los bispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida del Episcopado Español (CEE), que preside Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, obispo de Bilbao, dirigió un mensaje en el que señala la defensa de la vida humana "desde el inicio de su existencia hasta su muerte natural" y denuncia que es un sinsentido no hacerlo en un clima de defensa creciente de la naturaleza.

Los obispos piden cuidar "la primera casa en que habitamos" y fomentar la "ecología humana", afirma el comunicado redactado por la subcomisión episcopal que preside el obispo de Bilbao, monseñor Mario Iceta.

"Como señala el papa Francisco, recuerda la nota, no tiene sentido luchar por la protección de los animales, de los bosques y los océanos y no inmutarnos ante el drama del aborto", recuerdan los obispos, subrayando que es "«responsabilidad de todos" proteger la vida y trabajar "por una cultura de vida que contribuya al desarrollo de una sociedad plenamente humana".

El texto alaba la creciente "conciencia ecológica" y la preocupación por el medio ambiente, pero agrega que "en este cuidado de la casa común debe ocupar un puesto central la ecología humana, que debe ser promovida y protegida".

Según la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, "en el cuidado de la ecología humana se encuentra como elemento primordial el cuidado de todas las personas, desde el inicio de su existencia hasta su muerte natural", y en ello tiene un papel primordial la familia, "célula básica a partir de la cual se edifica y cohesiona la sociedad".

"La protección de los más débiles e indefensos, como son los concebidos y no nacidos, los niños, los pobres y necesitados, los que padecen graves enfermedades o discapacidades, los ancianos, los que se acercan a los últimos compases de su vida terrenal, es parte ineludible de la promoción del bien común y es expresión de una verdadera comprensión de una ecología integral que estamos llamados a promover", explican.

Texto completo del comunicado de la CEE