Lunes 13 de julio de 2020

La Iglesia copta contra la mutilación genital femenina

  • 1 de agosto, 2017
  • El Cairo (Egipto)
La Iglesia Copta Ortodoxa acaba de iniciar entre los fieles una intensa campaña de sensibilización contra la práctica de la infibulación y la mutilación genital femenina, que sigue estando muy generalizada entre los cristianos coptos en diversas zonas del Alto Egipto.
La Iglesia Copta Ortodoxa acaba de iniciar entre los fieles una intensa campaña de sensibilización contra la práctica de la infibulación y la mutilación genital femenina, que sigue estando muy generalizada entre los cristianos coptos en diversas zonas del Alto Egipto.

Fue el Patriarca Tawadros II quien pidió que se sensibilice a la comunidad copta sobre los peligros y las graves consecuencias físicas y psicológicas de esta práctica, según informan los medios de comunicación que siguen de cerca los acontecimientos eclesiales en Egipto.

La campaña utilizará diversos instrumentos de sensibilización, como carteles de advertencia contra la infibulación femenina que serán colocados en las proximidades de las iglesias locales en las que se administra el bautismo. Pero el patriarca y los obispos coptos cuentan sobre todo con aumentar entre los fieles la conciencia crítica de estas prácticas a través de los cursos de preparación al matrimonio y reuniones de sensibilización dirigidas a las parejas casadas.

Los orígenes históricos de la práctica de la infibulación están vinculados a las prácticas comunes del antiguo Egipto. Por eso, su nombre árabe corresponde al de "infibulación faraónica" (Khitan a fira´uni). La infibulación femenina y la circuncisión femenina no se mencionan en el Corán, y el Islam no requiere ninguna mutilación genital femenina. La práctica de la infibulación, aunque está prohibida por la Iglesia copta, sobrevive en las comunidades cristianas del Alto Egipto y del Cuerno de África, Eritrea y Etiopía (también en Níger) como un legado de costumbres tribales anteriores al comienzo de la predicación apostólica.+