Martes 7 de julio de 2020

Primeros frutos de la visita del patriarca maronita a Arabia Saudita

  • 16 de noviembre, 2017
  • Riad (Arabia Saudita)
La autorización de la monarquía saudita para la creación en el Reino de un Centro Internacional permanente para el Diálogo Interreligioso, es uno de los frutos concretos que produjo la breve visita del patriarca maronita, cardenal Bechara Boutros Rai, a Arabia Saudita.
La autorización de la monarquía saudita para la creación en el Reino de un Centro Internacional permanente para el Diálogo Interreligioso, es uno de los frutos concretos que produjo la breve visita del patriarca maronita, cardenal Bechara Boutros Rai, a Arabia Saudita.

El nuevo organismo -dicen fuentes libanesas a la Agencia Fides, que aún no han confirmado oficialmente- podría ser alojado en el sitio de una antigua iglesia de 900 años de antigüedad, que fue sacada a la luz, y que para ese propósito sería restaurada por completo.

Las fuentes oficiales del reino saudita no han confirmado los rumores sobre el futuro centro de diálogo interreligioso, pero dieron una gran cobertura mediática a la visita en Arabia del patriarca Rai, enfatizando este acontecimiento y presentándolo como una confirmación de la intención de Arabia Saudita de abrirse al diálogo con otras realidades y comunidades religiosas.

El martes 14 de noviembre, en su breve visita a Riad, el Patriarca Rai se reunió con el rey, Salman Bin Abdulaziz, y el príncipe heredero Mohammed Bin Salman, el actual "hombre fuerte" del liderazgo saudí.

En los comunicados distribuidos por las agencias oficiales, la visita del patriarca fue presentada como un signo de las "relaciones fraternales entre el Reino y el Líbano" y como una confirmación "del papel relevante de las diversas religiones y culturas para promover la tolerancia y frenar la violencia".

Durante su visita, el patriarca Rai se reunió también con el Primer Ministro libanes, Saad Hariri, que el pasado 4 de noviembre anunció por sorpresa desde Riad su propia dimisión. El patriarca maronita declaró que está "convencido" de las razones que empujaron a Hariri a renunciar. El mismo Hariri anunció la intención de regresar al Líbano en los próximos días, mientras que su familia permanecerá en Riad.

Hariri posee la doble nacionalidad libanesa y saudita. Mientras tanto el Presidente libanes Michel Aoun ha afirmado que considera que Hariri es prisionero de los sauditas. "No hay nada que justifique que Hariri no regrese desde hace ya 12 días. Nosotros consideramos por tanto que está siendo retenido en cautividad, algo que es contrario a la convención de Viena" se lee en un tweet difundido por el propio Aoun hoy miércoles 15 de noviembre.+