Viernes 25 de septiembre de 2020

Una relectura historiográfica del Concilio Vaticano II

  • 2 de octubre, 2012
  • Ciudad del Vaticano
"El Concilio Ecuménico Vaticano II a la luz de los archivos de los padres conciliares en el 50° aniversario de su apertura". Así se titula el Congreso Internacional organizado por el Pontificio Comité de Ciencias Históricas en colaboración con el Centro de Estudios e Investigaciones "Concilio Vaticano II" de la Pontificia Universidad Lateranense que se celebrará a partir de mañana y hasta el próximo día 5, y que fue presentado esta mañana en el Aula Juan Pablo II de la Sala de Prensa de la Santa Sede. "La intención del Pontificio Comité es la de promover, a la luz del Magisterio del Santo Padre y siguiendo una estricta metodología histórico-crítica, ajena a cualquier inspiración ideológica, una relectura historiográfica, ponderada y científicamente fundada, de lo que fue, indudablemente, el ´gran acontecimiento´ del Concilio Vaticano II", expresó el sacerdote premostratense Bernard Ardura, presidente del Pontificio Comité de Ciencias Históricas.
"El Concilio Ecuménico Vaticano II a la luz de los archivos de los padres conciliares en el 50° aniversario de su apertura". Así se titula el Congreso Internacional organizado por el Pontificio Comité de Ciencias Históricas en colaboración con el Centro de Estudios e Investigaciones "Concilio Vaticano II" de la Pontificia Universidad Lateranense que se celebrará a partir de mañana y hasta el próximo día 5, y que fue presentado esta mañana en el Aula Juan Pablo II de la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Intervinieron en la presentación el sacerdote premostratense Bernard Ardura, presidente del Pontificio Comité de Ciencias Históricas y el profesor Philippe Chenaux, director del Centro de Estudios e Investigaciones "Concilio Vaticano II" de la Pontificia Universidad Lateranense y miembro del Pontificio Comité de Ciencias Históricas.

El presidente del Pontificio Comité de Ciencias Históricas señaló que en vista del aniversario del Concilio Vaticano II, se realizó un proyecto de investigación en todos los continentes sobre los archivos personales de los Padres del Concilio con el fin de promover una investigación original y científicamente válida que favorezca el estudio y la comprensión profunda de un acontecimiento que "marcó profundamente la vida de la Iglesia en el último medio siglo".

"Siguiendo la línea indicada por el beato Juan XXIII en su discurso de apertura del Concilio -dijo el padre Ardura-, es necesario llevar a cabo un meticuloso estudio histórico de todo el material de archivo a nuestra disposición, para no convertirnos, como decía el Papa, en ´personas que no tienen nada que aprender de la historia que es maestra de la vida´.

La consulta y la publicación de algunos diarios y memorias y la correspondencia de personajes relevantes que participaron en el Concilio Vaticano II contribuyeron al desarrollo de la hermenéutica del Concilio". Una ´hermenéutica de la reforma en la continuidad´, indicada por Benedicto XVI como el camino de la interpretación eclesial auténtica".

"En esta perspectiva -prosiguió- iniciamos una investigación sobre los archivos privados de los padres conciliares, con el fin de identificar e inventariar los documentos elaborados por ellos: diarios, notas en las distintas comisiones, etc; todo lo que puede ayudar a entender cómo los padres conciliares vivieron el gran acontecimiento del concilio, como lo entendieron y cómo reaccionaron ante las diversas opiniones planteadas".


Relectura historiográfica, ponderada y científicamente fundada
El congreso representa el primer paso para dar a conocer "el estado de la investigación y señalar, entre otras cosas, las dificultades en la investigación de los archivos", ya que de los padres conciliares, 2.090 procedían de Europa y del continente americano mientras sólo 408 venían de Asia, 351 de África y 74 de Oceanía.

Por otra parte un gran número de este episcopado procedente de los "territorios de misión" pertenecía a institutos misioneros, por lo cual muchos de sus documentos están en conventos y, además, el "culto de los archivos" habitual en Europa y América, no está igualmente difundido en Asia o África, si bien el archivo de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ofrece la posibilidad de colmar, en parte, estas lagunas.

Por lo tanto, "la intención del Pontificio Comité es la de promover, a la luz del Magisterio del Santo Padre y siguiendo una estricta metodología histórico-crítica, ajena a cualquier inspiración ideológica, una relectura historiográfica, ponderada y científicamente fundada, de lo que fue, indudablemente, el ´gran acontecimiento´ del Concilio Vaticano II".

El Encuentro se abrirá con un documental de la Filmoteca Vaticana y una conferencia a dos voces. El cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán, hablará del período de tiempo transcurrido entre el anuncio del Concilio y su apertura ya que "el período de preparación ofrece muchas claves para entender el conjunto del concilio".

Por su parte el profesor Philippe Levillain hablará de la historiografía en relación con el Concilio. Para recordar la dimensión ecuménica "fuertemente subrayada" por el beato Juan XXIII, intervendrán también un representante del Patriarcado de Moscú y un representante del protestantismo que administra los archivos personales del gran teólogo reformado, Oscar Cullmann.


Directorio de archivos de los padres conciliares
Fruto de la investigación de estos años y de los trabajos del Congreso, será un primer Directorio de archivos de los padres conciliares que, una vez elaborado, pasará a una base de datos disponible gratuitamente on-line en la página web del Comité Pontificio.

El profesor Chenaux explicó que "la tentativa de historiar el Concilio no implicaba solamente un trabajo de investigación en el ámbito de las fuentes sino de interpretación, la llamada hermenéutica conciliar. En otras palabras, los historiadores que idearon este proyecto de historia del Vaticano II ?pensaron? el Concilio y de ello surgieron dos criterios de interpretación: el concilio como ´acontecimiento´ y el concilio como ´ruptura´.

"La apuesta fundamental de los historiadores del concilio es, por tanto: ¿Cómo reconciliar estas dos lecturas contrapuestas del hecho conciliar y de sus decisiones? No se trata de escribir una ´contra-historia´ del concilio Vaticano II, sino de retomar la investigación histórica sobre la base de una documentación lo más amplia posible y sin condicionamientos ideológicos, evitando de instrumentalizar su historia para fines extraños a la misma, para llegar a una comprensión más equilibrada y compartida del Concilio y de sus decisiones.

´Recomenzar de los archivos´, es la apuesta que está en la base del gran proyecto de investigación sobre los archivos de los padres conciliares".+