Martes 29 de septiembre de 2020

"La casa de la Creación, está amenazada", advirtió Mons. Lozano

  • 2 de septiembre, 2018
  • San Juan
El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, advirtió que "la casa de la Creación, la casa que es este Planeta, está amenazada" y citó algunos ejemplos concretos del riesgo que corre la Casa Común, como la llama el papa Francisco en la encíclica Laudato si?, entre ellos el cambio climático y la contaminación del agua.
El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, advirtió que "la casa de la Creación, la casa que es este Planeta, está amenazada" y citó algunos ejemplos concretos del riesgo que corre la Casa Común, como la llama el papa Francisco en la encíclica Laudato si?.

"El cambio climático, que lleva al aumento de la temperatura en la Tierra, pone en riesgo la permanencia de hielos hasta hace poco considerados ?eternos?, la contracción y reducción de los glaciares, la pérdida de masa polar con el consiguiente crecimiento en el nivel de los océanos y algunos ríos y la preocupante pérdida permanente de agua dulce que se va degradando. La extinción de algunas especies rebaja la biodiversidad", alertó.

"Otro de los riesgos de la ?Casa Común? tiene que ver con las contaminaciones de agua en distintos lugares del Planeta, no sólo en la Amazonia, sino también en el uso y abuso cotidiano. A esta falta de cuidado le debemos sumar el fomento de una actitud consumista que provoca lo que llamamos el ?uso y tiro?: una especie de vorágine de desperdicio de recursos naturales y de alimentos que a otros les hace falta para sobrevivir", agregó.

En este sentido, el prelado pidió que una frase del pontífice resuene en el corazón de cada uno: "Es necesario escuchar el clamor de los pobres y escuchar el clamor de la tierra", y que estos clamores nos llamen a la conversión del corazón y a tener estilos de vida más sobrios y acordes a los límites que tienen los bienes disponibles para todos".

Monseñor Lozano destacó que el sábado 1° de septiembre compartió "con hermanos creyentes de otras iglesias cristianas y otras religiones, una jornada de oración pidiendo perdón a Dios por todos los pecados cometidos contra la Creación, la casa común que el Padre nos regala para la alegría y felicidad de todos sus hijos".+