Martes 29 de septiembre de 2020

Calcuta: La "familia" de la Madre Teresa celebró su fiesta

  • 5 de septiembre, 2018
  • Calcuta (India)
En el día de la fiesta litúrgica de santa Madre Teresa de Calcuta, la "familia" de la Madre se reunió para celebrar una misa en su honor y para rezar junto a su tumba, en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad. A la mañana temprano, el arzobispo de Calcuta, monseñor Thomas D?Souza, presidió la eucaristía, concelebrada por más de 30 sacerdotes del movimiento Corpus Christi, un organismo internacional fundado por Madre Teresa para la santificación de los sacerdotes.
En el día de la fiesta litúrgica de santa Madre Teresa de Calcuta, la "familia" de la Madre se reunió para celebrar una misa en su honor y para rezar junto a su tumba, en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad.

Según detalla una nota de AsiaNews, las celebraciones comenzaron muy temprano en la mañana, cuando el arzobispo de Calcuta, monseñor Thomas D?Souza, presidió la Eucaristía, concelebrada por más de 30 sacerdotes del movimiento Corpus Christi, un organismo internacional fundado por Madre Teresa para la santificación de los sacerdotes.

Después de la Eucaristía los sacerdotes y fieles se reunieron junto a la tumba de la Madre, donde la superiora general de las Misioneras de la Caridad, hermana Mary Prema, subrayó el valor de ser "familia".

"Los pobres, los que no son amados, los que no son queridos, no tienen familia alguna. Pero Dios nos eligió para ser su familia. Todas las Misioneras de la Caridad, las hermanas, los hermanos, los padres, estamos llamados a pertenecer a una familia y a ser una familia para los más pobres de los pobres".

"A todos nosotros ?continuó- se nos llama a compartir el amor de Dios con el espíritu alegre de la Madre".

La religiosa encendió cinco velas sobre la tumba de Madre Teresa, como signo de las cinco ramas de las Misioneras y Misioneros de la caridad, que trabajan juntos como una sola familia: hermanas, sacerdotes, hermanos, voluntarios laicos, enfermos.

Desde el día de su muerte, el 5 de septiembre de 1997, y luego del funeral de Estado que le fuera concedido, la tumba de Madre Teresa devino una meta de peregrinación mundial, hacia donde se dirigen no sólo cristianos, sino también personas de otras religiones.

El papa Francisco canonizó a la Madre Teresa sobre el final del Año de la Misericordia, el 4 de septiembre de 2016. +