Miércoles 28 de octubre de 2020

"El Sínodo no es un Parlamento, ni una encuesta de opinión", dijo el Papa

  • 2 de septiembre, 2019
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre recibió a los obispos del Sínodo de la Iglesia greco-católica ucraniana

“Porque hay un peligro, creer que hacer un camino sinodal o tener una actitud de sinodalidad quiere decir hacer una encuesta de opinión y ponerse de acuerdo ¡No, el Sínodo no es un Parlamento!”, indicó el Santo Padre a los obispos del Sínodo de la Iglesia greco-católica ucraniana, a la que recibió este lunes 2 de septiembre en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico.



Durante el encuentro, Francisco no pronunció ningún discurso ya que en el encuentro que sostuvo el 5 de julio de 2019, con los miembros de la Iglesia greco-católica, “el Papa dijo todo lo que tenía que decir”. Pero sí dirigió unas palabras a los presentes respondiendo al saludo de Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, jefe de la Iglesia greco-católica de Ucrania.



El pontífice respondió: “Vos subrayaste una cosa que no debemos perder: sínodo y sinodalidad y el Espíritu Santo”.



Haciendo referencia a la edición del Ossservatore Romano que fue publicado este sábado, el papa Francisco señaló que, hay un artículo sobre la presencia del Espíritu Santo en el camino sinodal.



“Porque hay un peligro –advirtió el pontífice– creer, hoy, que hacer un camino sinodal o tener una actitud de sinodalidad quiere decir hacer una encuesta de opinión, qué piensa este, este, este y luego tener un encuentro, ponerse de acuerdo… ¡No, el Sínodo no es un Parlamento! Hay que decir cosas, discutirlas como se hace normalmente, pero no es un Parlamento”.



En este sentido, el Santo Padre dijo que, el Sínodo no es un acuerdo como en la política, no se trata de realizar investigaciones sociológicas, como algunos creen. Ciertamente ustedes necesitan saber lo que piensan los laicos, pero no es una investigación, es otra cosa.



“Si no está el Espíritu Santo, no hay Sínodo. Si el Espíritu Santo no está presente, no hay sinodalidad.



Antes de concluir, Francisco invitó a los obispos greco-católicos de Ucrania a entrar en este Sínodo con este espíritu, con el Espíritu Santo.



“Oren al Espíritu. Discutan entre ustedes, lo que quieran ¡Piensen en Éfeso, cómo se pelearon! Pero eran buenos. Y al final fue el Espíritu quien los llevó a decir: ‘María, Madre de Dios’. Este es precisamente el camino. Es el Espíritu. Porque nosotros no queremos ser una Iglesia Congregacionalista, sino una Iglesia Sinodal. Y seguir adelante en este camino”, concluyó el Papa. +