Sábado 8 de agosto de 2020

A pesar de las amenazas, la Iglesia en Colombia apuesta por la Paz

  • 3 de septiembre, 2019
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
"Soy y somos territorios de paz" es el lema de 32ª Semana por la Paz

“Soy y somos territorios de paz” es el lema de 32ª Semana por la Paz que se inauguró en Colombia, una iniciativa que busca hacer visibles los esfuerzos de muchos colombianos que trabajan para construir un país de paz y reconciliación.



El comité organizador de la Semana por la Paz, -del 2 al 9 de septiembre-, está integrado por la Secretaría Nacional de Pastoral Social, Cáritas Colombia, Red Nacional de Iniciativas para Ciudadanos por la Paz (Redepaz), Centro de Investigación Programa Popular y Educación y Paz (Cinep) y la Pontificia Universidad Javeriana.



Las numerosas actividades que se llevarán a cabo en diferentes ciudades y municipios de Colombia tienen el mismo objetivo: hacer real la paz. En esta ocasión, se desea enfocar aquellos territorios que a pesar de la violencia han resistido y han hecho respetar a sus comunidades.



“La persistente situación de amenaza, la acusación y el asesinato de líderes sociales, los obstáculos políticos y legislativos para la implementación de los acuerdos de paz, la salida política del conflicto armado y las posibilidades hasta ahora cerradas para avanzar en las negociaciones con el ELN, la situación electoral y el contexto internacional, son los temas principales sobre los que se articula la edición de este año”, indican en la convocatoria.



Entre las principales actividades que se llevarán a cabo se encuentra recabar un millón de firmas en las principales plazas del país para que se reconozca a todas las víctimas de la lucha armada.



En Antioquia, Bogotá, Boyacá, Bolívar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Meta, Nariño, Putumayo, Quindío y Valle del Cauca se realizarán actos sobre los temas de la Semana.



La Semana por la Paz cae en un momento muy delicado para la nación: hace solo pocos días, ha resurgido una cierta tensión debido a la noticia del “regreso a las armas” de algunos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).



Hace unos días el obispo auxiliar de Medellín, y secretario general de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, declaraba al portal católico VaticanNews, que “esperamos que no haya esa fuerza de guerra como en los últimos 50 años, pero esto demuestra que hay un obstáculo en la búsqueda de la paz completa que tanto queremos”.



“La preocupación es un reavivarse del ideal armado que no lo encontramos justo en este tiempo, cuando no hay razones para continuar una lucha armada en el país. El camino de la violencia –precisó monseñor Álvarez Botero– lo tenemos de sobra probado, no nos lleva a ninguna parte, solo a la violencia, a la muerte, a la guerra en nuestro país. La preocupación grande es justamente que se reavive la violencia armada entre nosotros”.



El secretario general de la CEC subrayó por último que no hay que “perder la esperanza, seguir trabajando unidos por la paz. +