Domingo 27 de septiembre de 2020

El Papa convoca a un pacto educativo global

  • 12 de septiembre, 2019
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa invitó al Vaticano a jóvenes y personalidades públicas para impulsar un pacto educativo glob

A través de un videomensaje el papa Francisco invitó al Vaticano a jóvenes y personalidades públicas para impulsar un pacto educativo global. El encuentro será el 14 de mayo de 2020 y tendrá como tema: ‘Reconstruir el pacto educativo global’.



“Deseo promover un encuentro para reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”, expresó Francisco en su videomensaje que será “un encuentro para reavivar el compromiso por y con los jóvenes”



“Hoy más que nunca, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna”, explica el Papa.



El Santo Padre instó a “buscar juntos las soluciones, iniciar procesos de transformación sin miedo y mira hacia el futuro con esperanza. Invito a cada uno a ser protagonista de esta alianza, asumiendo un compromiso personal y comunitario para cultivar juntos el sueño de un humanismo solidario, que responda a las esperanzas del hombre y al diseño de Dios”.



Según explica, “cada cambio necesita un camino educativo que involucre a todos. Para ello se requiere construir una ‘aldea de la educación’ donde se comparta en la diversidad el compromiso por generar una red de relaciones humanas y abiertas. Debemos construir esta aldea como condición para educar. El terreno debe estar saneado de la discriminación con la introducción de la fraternidad”.



Una alianza con la Casa común

Y continúa: “En una aldea así es más fácil encontrar la convergencia global para una educación que sea portadora de una alianza entre todos los componentes de la persona: entre el estudio y la vida; entre las generaciones; entre los docentes, los estudiantes, las familias y la sociedad civil con sus expresiones intelectuales, científicas, artísticas, deportivas, políticas, económicas y solidarias. Una alianza entre los habitantes de la Tierra y la Casa común, a la que debemos cuidado y respeto. Una alianza que suscite paz, justicia y acogida entre todos los pueblos de la familia humana, como también de diálogo entre las religiones”.



Para alcanzar estos objetivos globales, “el camino común de la ‘aldea de la educación’ debe llevar a dar pasos importantes”. En primer lugar, “tener la valentía de colocar a la persona en el centro. Para esto se requiere firmar un pacto que anime los procesos educativos formales e informales, que no pueden ignorar que todo en el mundo está íntimamente conectado y que se necesita encontrar —a partir de una sana antropología— otros modos de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso”, indicó.

esto es el epigrafe

En segundo lugar, “tener la valentía de invertir las mejores energías con creatividad y responsabilidad”. Y es que “la acción propositiva y confiada abre la educación hacia una planificación a largo plazo que no se detenga en lo estático de las condiciones. De este modo tendremos personas abiertas, responsables, disponibles para encontrar el tiempo para la escucha, el diálogo y la reflexión, y capaces de construir un tejido de relaciones con las familias, entre las generaciones y con las diversas expresiones de la sociedad civil, de modo que se componga un nuevo humanismo”, recuerda.



Por último, “tener la valentía de formar personas disponibles que se pongan al servicio de la comunidad. En esta perspectiva, todas las instituciones deben interpelarse sobre la finalidad y los métodos con que desarrollan la propia misión formativa”.+



» Texto completo del mensaje