Sábado 15 de agosto de 2020

El Papa cercano a los que lloran a los 44 tripulantes del ARA San Juan

  • 15 de noviembre, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
Segundo aniversario de la tragedia del submarino Ara San Juan

El papa Francisco manifestó su afecto y cercanía a los familiares y a la familia naval que lloran la pérdida de los tripulantes del ARA San Juan, al cumplirse el segundo aniversario de la desaparición del submarino argentino.



Lo hizo mediante una carta que transcribe el mensaje enviado por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, al obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, y remitida desde la nunciatura apostólica en Buenos Aires por monseñor Aliaksandr Rahinia (Encargado de Negocios a.i.).



En su misiva, el pontífice renueva “su ofrecimiento por el eterno descanso de los 44 tripulantes fallecidos” y manifiesta “su afecto y cercanía a sus familiares y demás seres queridos, y a toda la familia naval que lloran su pérdida”.



El cardenal Parolin le transmitió que Francisco “sabe bien del profundo dolor y tristeza que sigue presente en sus corazones, y por ello pide continuamente en su oración para que el Señor los conforte y les dé serenidad y esperanza”.



El Santo Padre “los anima también a seguir unidos y a ayudarse mutuamente, manteniendo siempre viva la memoria de aquellos que dieron su vida en servicio a los demás”, agregó.



El Papa pidió a monseñor Olivera que no dejen de rezar por él y su ministerio, los encomienda a “la intercesión de nuestra Madre la Virgen María” e imparte de corazón la bendición apostólica.

 















Mons. Olivera: “No olvidamos”

“En nuestro obispado, no pocas veces rezamos por los caídos en cumplimiento del deber en actos de servicio. Hoy están muy presentes nuestros marinos del ARA San Juan. ¡Gracias por la vida entregada por la Patria! A sus familias entereza y gratitud. No olvidamos”, escribió monseñor Olivera, al recordar la fecha.



El submarino ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo desapareció el 15 de noviembre de 2017 y fue hallado un año después a 907 metros de profundidad, a unos 500 kilómetros del Golfo San Jorge, a la altura de Comodoro Rivadavia.



Informes: www.obispadocastrenseargentina.org.+