Miércoles 30 de septiembre de 2020

Presentaron el Año Santo Jacobeo 2021 y destacan su finalidad religiosa

  • 18 de diciembre, 2019
  • Santiago de Compostela (España) (AICA)
Año Santo Compostelano 2021

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, -durante la presentación del Año Santo Compostelano 2021, abogó, este martes 17 de diciembre, por “una lectura católica de la peregrinación a Compostela, del Camino de Santiago y del Jubileo”.



Durante el acto se presentó la carta pastoral del arzobispo, el lema del próximo Año Jubilar, el logo y el cartel oficiales, así como una nueva página web.



En su intervención ante los medios de comunicación, el arzobispo indicó que “el Año Compostelano tiene primordialmente una finalidad religiosa. Es un verdadero Año de Gracia en el que por medio de la conversión continua y la predicación asidua de la Palabra de Dios, se favorecen la fe y el testimonio de los cristianos; por la oración y la caridad se promueve la santidad de los fieles; y por la esperanza en los bienes futuros se anima la evangelización continua de la sociedad, lo cual pueda ser el gran fruto espiritual y apostólico en consonancia con la rica tradición precedente”.



Refiriéndose al lema del Año Santo, “Sal de tu tierra”, monseñor Barrio invitó a, como dice el lema, salir de “tu tierra, esto es, de la burbuja que nos aísla del resto del mundo y nos vuelve autorreferenciales; de la zona de confort de la comodidad, el egoísmo y las inercias; de las falsas seguridades que nos proporciona nuestro pequeño mundo, donde no hay espacio para más voces que la nuestra y donde se conjura el riesgo de cualquier cambio con el pretexto de preservar la verdad”.



El arzobispo de Santiago indicó, también, en alusión a los contenidos de su carta pastoral, publicada ayer, para que pueda ser trabajada en el tiempo que resta hasta la llegada del Año Jubilar: “Ponerse en camino no es lo mismo que echar a andar. La idea del camino encierra en sí la noción de una meta, de un proyecto, de un objetivo”.



“Caminar –agregó- no es lo mismo que pasear o vagabundear. Es verdad que muchas veces puede parecer que “la vida es lo que nos ocurre mientras estamos ocupados haciendo proyectos”. Y la propia Escritura nos alerta en varias ocasiones contra la insustancialidad de los pensamientos del hombre y la vanidad de todas sus obras bajo el sol. Pero el cristiano está convencido de que su proyecto no es un vano pensamiento humano, sino que es la propia meta la que le sale al encuentro en la persona de Jesucristo, camino, verdad y vida. Por ser Él la verdad, es digno de fe y por ser Él el camino da sentido a nuestra esperanza”.



Por su parte, el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Jesús Fernández González, calificó a la Iglesia compostelana como una “iglesia peregrina” y una “iglesia albergue de campaña”.



Al presentar los significados del logo, el cartel y el lema, el responsable diocesano de catequesis, Miguel López Varela, explicó que en las actividades “que vamos a promover se tratará de que todos nuestros materiales formativos y las guías espirituales que vamos a editar tenga alguna repercusión tanto digital, en forma de ‘apps’, como virtual».



Entre estas particularidades, Varela destacó que se buscará acercar el Camino de Santiago a las personas que no puedan recorrerlo físicamente para que «lo puedan hacer a través de los medios digitales».



Además, Manuel Ángel García presentó los contenidos de la nueva página web diocesana para el Año Santo, indicando que será el referente para los contenidos relacionados con la cita jacobea de 2021.



El arzobispo, preguntado por los medios sobre una posible visita del papa Francisco a Santiago en el marco de las celebraciones del Año Santo indicó que “en lo que al arzobispado respecta, los deberes los tenemos hechos” y añadió que la invitación ya realizada desde la Iglesia compostelana puede complementarse desde las instituciones del Estado.



En este sentido, explicó que si el papa Francisco acude a España lo hará “como jefe de Estado” del Vaticano, por lo que sugirió que tanto el presidente del Gobierno como la Casa Real “transmitan” la idea a la Santa Sede. +