Viernes 30 de octubre de 2020

Mons. Fenoy: "La Navidad engendra deseos de fraternidad"

  • 20 de diciembre, 2019
  • Santa Fe (AICA)
Mensaje de Navidad

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor Sergio Alfredo Fenoy, reveló que preparó su mensaje de Navidad junto con los voluntarios de Cáritas parroquiales, a modo de gesto de agradecimiento a aquellos que “regalan a diario, en forma silenciosa y escondida, tiempo, sonrisas, paciencia, contención y tantos otros detalles que hacen vivo el gesto de la viuda del Evangelio que dio todo lo que tenía para vivir”.



“Creemos que la fiesta de la Navidad es capaz de engendrar entre los hombres y mujeres de nuestro tiempo, eficaces deseos de fraternidad y de cuidado mutuo, tan necesarios en este mundo cada vez más agitado por la ansiedad, la violencia, la tristeza y la desesperanza”, expresó.



El prelado consideró que “el pesebre, como ‘Evangelio vivo’, sigue causando asombro y admiración para tantas personas que apuestan por elegir la sencillez como estilo de vida” y el compartir generoso para “gestar relaciones nuevas entre los hombres”.



Personas que apuestan, puntualizó, a “la paciencia como sostén de quien busca la justicia en la defensa de los más necesitados”, a “la solidaridad como lo que permite acercarse a todos, más allá de cualquier circunstancia o situación, prefiriendo lo que nos une, tomando decididamente caminos de encuentro y comunión”.



El arzobispo santafesino indicó que la mirada se dirige al centro de esta escena, al Niño que nace en Belén, para pedirle que “nuestras familias permanezcan unidas en el amor, y así la vida sea siempre cuidada y protegida; para pedirle que nuestro pueblo tenga trabajo digno y así el pan de nuestra mesa sea sabroso fruto del esfuerzo diario”.



“Para pedirle que prefiramos siempre el diálogo y la comprensión y así sintamos que cada uno puede aportar lo suyo para beneficio de todos; para pedirle que nuestra mirada se detenga, llena de cariño, en aquellos que no desentonan en absoluto con esa cuna tan improvisada: los pequeños, los pobres, los frágiles y los excluidos”, graficó citando al papa Francisco.



“María, Mujer embarazada, ayúdanos a recibir como un regalo a cada criatura que se asoma a este mundo, a comprender que no hay ninguna razón que justifique su rechazo, que no hay nada más fuerte para cambiar nuestros planes que el milagro de una vida que florece”, rogó.



Por último, monseñor Fenoy pidió al Niño Dios de Belén: “En esta nueva Navidad, vuelve a nacer en nuestros corazones para que podamos llevar paz y vida verdadera a todos. ¡Niño Dios de Belén bendícenos!”.+