Miércoles 12 de agosto de 2020

Mensaje de Navidad de la Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas

  • 23 de diciembre, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (Ceica)

La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (Ceica) saludó a todos los que “se encuentran en la espera y expectativa de las celebraciones del nacimiento del Niño Jesús”.



Tras citar el libro de Gálatas 4,4, la grupo ecuménico subrayó que “Navidad es el sí de Dios a través de su Hijo Jesucristo”.



“Navidad es el sí de Dios a través de la valentía y el coraje para todos aquellos que son perseguidos a razón de su fe”, puntualizó.



“Navidad es el sí de Dios para nuestro pueblo que anhela y espera unidad, entendimiento, respeto y tolerancia”, agregó.



El saludo navideño lleva las firmas monseñor José María Arancedo, arzobispo emérito de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente de Ceica, y los vicepresidentes: pastora Sonia Skupch y monseñor Crisóstomo Ghassali.



Texto del mensaje

En esta época de Adviento y en vísperas de la Navidad la Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (Ceica) saluda a todos las hermanas y los hermanos que se encuentran en la espera y expectativa de las celebraciones del nacimiento del Niño Jesús.



Dice en el libro de Gálatas 4,4: “Cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y hacernos sus hijos adoptivos”.



Navidad es el sí de Dios a través de su Hijo Jesucristo a un mundo quebrantado y herido por el pecado, la miseria humana y la muerte.



Navidad es el sí de Dios a través de un niño pequeño que nació frágil e indefenso como un marginado en las márgenes del mundo.



Navidad es el sí de Dios a través de la fuerza de la esperanza para todos los hombres y mujeres que se encuentran exhaustos y agobiados, que no ven ni rumbo ni futuro.



Navidad es el sí de Dios a través de la valentía y el coraje para todos aquellos que son perseguidos a razón de su fe.



Navidad es el sí de Dios para todos aquellos que son desplazados a causa de las guerras o de la destrucción de sus posibilidades de supervivencia por el avance de las consecuencias del cambio climático.



Navidad es el sí de Dios para nuestros pueblos latinoamericanos, con su fragilidad, desigualdad y pobreza, con sus heridas abiertas, pero también con su enorme riqueza en cuanto a diversidad de culturas y conocimientos.



Navidad es el sí de Dios para nuestro pueblo que anhela y espera unidad, entendimiento, respeto y tolerancia.



Navidad es el sí amoroso y desinteresado de Dios hacia el ser humano y el mundo. Celebremos estas fiestas de Navidad con la conciencia del sí pleno de Dios hacia todos los hombres y mujeres de buena voluntad sumando nuestras voces al coro de los ángeles en la noche navideña cantando: “¡Gloria a Dios en las alturas!”



¡Feliz Navidad y un bendecido Nuevo Año!
+