Miércoles 15 de julio de 2020

Card. Poli: "Una trama solidaria de cireneos ayudan a cargar la cruz de la pandemia"

  • 11 de abril, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, encabezó este Viernes Santo el tradicional Vía Crucis, esta vez no por las calles de la ciudad sino en el interior de la catedral metropolitana

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, encabezó este Viernes Santo el tradicional Vía Crucis, esta vez no por las calles de la ciudad sino en el interior de la catedral metropolitana, a raíz de la cuarentena por la emergencia sanitaria del coronavirus.



El purpurado porteño, cargó la cruz, y estuvo acompañado en las catorce estaciones de la recreación de la vía dolorosa por los obispos auxiliares de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza y monseñor Enrique Eguía Seguí.

 















“Hemos rezado esta oración piadosa del Vía Crucis, y no podemos dejar de pensar en las cruces que va dejando la pandemia a su paso”, expresó el cardenal Poli en su mensaje final.



El primado argentino destacó la figura del cireneo, esa “mano amiga” que ayudó a Jesús a llevar la cruz.







“Jesús no buscó la cruz y la padeció injustamente. Nadie busca la enfermedad, la padecemos. Pero no faltan en nuestros días los cirineos que nos ayudan a llevar la cruz de la enfermedad, de la angustia, de este tiempo que estamos viviendo”, sostuvo.



“Hay como una ‘trama solidaria’ de cireneos que los vemos a diario, por los medios, están al servicio nuestro: los médicos, los enfermeros, administrativos, el personal de la salud, comerciantes, camioneros, el personal de las fuerzas de seguridad. Los cireneos que nos ayudan a llevar la cruz de la pandemia”, subrayó.



El cardenal Poli alentó a todos los que están enfermos y a todos los que están padeciendo con angustia esta enfermedad, que eleven la oración a la Virgen María”, al asegurar: “Cristo no nos abandona y Ella tampoco”.



“Que Jesús nos conceda la gracia de rezar unos por otros, no bajemos los brazos solidarios de nuestro corazón. Que el Señor los bendiga, los consuele y nos conceda a todos una Semana Santa en paz”, concluyó.


NOTICIAS RELACIONADAS