Lunes 13 de julio de 2020

Mons. Martínez: Hace falta gente creíble y que considere al otro su hermano

  • 6 de mayo, 2020
  • Posadas (Misiones) (AICA)
Carta semanal de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, aseguró que las vocaciones específicas al sacerdocio o la vida consagrada “siempre han revelado más intensamente la presencia de Dios, pero hoy son especialmente necesarias”.

“Son un signo orientador para una sociedad excesivamente materialista y pragmática”, subrayó en su carta semanal.

El prelado consideró que “la solución a un tiempo marcado por distintas crisis no pasa por el solo aumento de ‘tecnología de avanzada’ o la ‘credibilidad de los mercados’, sino en la multiplicación de gente creíble que quiera vivir una mayor comunión con Dios y considere a cada hombre su hermano, generando una cultura más solidaria”.



“Al rezar por las vocaciones y por los sacerdotes quiero enviar un saludo y agradecimiento a nuestros sacerdotes de la diócesis, uniéndome a la carta enviada por la Comisión Episcopal de Ministerios, titulada: ‘Consuelen a mi Pueblo, dice el Señor’”, expresó.

“El domingo vocacional es una oportunidad para que cada uno de los sacerdotes y consagrados, demos gracias a Dios por nuestro llamado. Desde ya que ninguno de nosotros es digno de este maravilloso don de Dios, fruto de su Amor”, recordó, y añadió: “Como en toda vocación, cruces no faltan, pero Dios es providente y nos acompaña con predilección, para que nuestra vida esté cargada de sentido”.

Por último, monseñor Martínez pidió a las comunidades que intensifiquen la oración por las vocaciones, y a los jóvenes y a las jóvenes, que “vivan a fondo su vocación cristiana, y si Dios los llama al sacerdocio o a la vida consagrada, no se achiquen, que Dios no abandona”.+