Jueves 26 de noviembre de 2020

Coronavirus: El Vaticano sugiere estrategias para la pospandemia

  • 16 de mayo, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La Comisión Covid-19 del Vaticano sugirió destinar el presupuesto armamentístico al sector alimentario y reclamó medidas laborales de emergencia, para afrontar la pospandemia.

Referentes del Vaticano participaron este sábado de una conferencia dedicada al tema "Covid-19, crisis alimentaria y ecología integral: la acción de la Iglesia", en la Sala "Juan Pablo II" de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.



Referentes del Vaticano participaron este sábado de una conferencia dedicada al tema "Covid-19, crisis alimentaria y ecología integral: la acción de la Iglesia", en la Sala "Juan Pablo II" de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.



Participaron el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; monseñor Bruno Marie Duffé, secretario de ese dicasterio; el sacerdote argentino Augusto Zampini-Davies, secretario adjunto del dicasterio, y Aloysius John, secretario general de Caritas Internationalis.



“Me parece muy importante, diría que providencial en cierto sentido, que hablemos de esta crisis y de las cosas que podemos hacer juntos para superarla, en el tiempo en que celebraremos una Semana de Laudato si'”, destacó el cardenal Turkson, y agregó: “Vemos realmente que esta crisis es para nosotros, y para todos los pueblos, una oportunidad que no hay que perder para imaginar un futuro mejor”.



“En uno de los últimos encuentros que tuvimos con el Papa Francisco, nos pidió que ‘preparáramos el futuro’: no ‘preparar para el futuro’, sino prepararlo, anticiparlo”, puntualizó.



El purpurado explilcó que la pandemia dio un enfoque especial a las actividades del Dicasterio y creo un área prioritaria "ad tempus" que, con el consentimiento del Papa, se llama Comisión Covid-19 del Vaticano.



Por su parte, monseñor Duffé hizo hincapié en la "amenaza" que ha sacudido la sociedad en diferentes niveles, comenzando por la física.



"No podemos seguir pensando que somos todopoderosos e inmunes a los desastres climáticos y naturales", dijo, y alertó sobre la falla política que se hizo evidente en la falta de previsión o anticipación a la crisis, así como en el agujero que resultado la falta de inversión en sanidad.



El referente vaticano precisó que la "fragilidad económica" se reflejó en el hecho de haber considerado la salud "como un mero instrumento para producir más y más, en una lógica de intereses creados y miopes".



"Hoy estamos redescubriendo la salud y la solidaridad como condiciones y pilares de nuestra economía", aseguró.



Monseñor Duffé propuso, además, una reflexión al nivel eclesial de los vínculos que tienen las perspectivas sanitarias, ecológicas, económicas y sociales de esta crisis porque, afirmó, todo está conectado.



A su turno, el padre Zampini exhortó a los gobiernos a destinar el presupuesto armamentístico al sector alimentario y a pensar en lograr "un conjunto de medidas laborales de emergencia para las personas que trabajan en el sector agrícola".



Asimismo, pidió que se promuevan políticas que aborden la "emergencia climática" para contrarrestar sus efectos en las comunidades y países más pobres, especialmente sus desafíos en los alimentos producción, e instó a los cristianos a reducir el desperdicio de comida.



"Como ciudadanos particulares podemos reducir el malgasto y el desperdicio de alimentos, así como comenzar a cambiar nuestras dietas, para comer alimentos de temporada y evitar productos altamente contaminantes", sugirió.



El sacerdote argentino también consideró "realista" la condonación de deuda a los países pobres y en desarrollo y defendió la idea de establecer un ingreso universal para trabajadores informales del mundo, como reclamó el papa Francisco.



El padre Zampini advirtió que "la crisis alimentaria, como la provocada por Covid-19, es internacional y las consecuencias socioeconómicas crecen de manera desproporcionada, e incluso catastróficamente, una vez que se rompen ciertos umbrales como la capacidad hospitalaria".



Por último, el secretario general de Caritas Internacionalis destacó que esa organización caritativa ha estado en la primera línea de la respuesta a la crisis del Covid-19 y que sus miembros adaptaron sus programas ante la emergencia y las necesidades de los más pobres.



“En este momento dramático en el que toda la humanidad debe unirse en solidaridad ante esta trágica pandemia, Caritas Internationalis reitera firmemente su llamamiento a la comunidad internacional para que ‘se levanten las sanciones económicas contra Irán, Líbano, Siria, Libia y Venezuela, para que se garantice la ayuda a la población afectada y Caritas, a través de la Iglesia, pueda seguir desempeñando su papel de apoyo a los pobres y más vulnerables”, detalló.



También pidió que “se cancele la deuda de los países más pobres o al menos se cancelen los pagos de los intereses de la deuda para 2020” y que “se siga suministrando ayuda internacional a los países necesitados y no se desvíe a otros fines”.+