Viernes 27 de noviembre de 2020

Celebración de la Reducción del Pilar en Laguna de los Padres

  • 12 de febrero, 2013
  • Sierra de los Padres (Buenos Aires)
Pese a la intensa lluvia que se desató al mediodía y con algunas nubes amenazantes se efectuó, el domingo 10 de febrero, el acto religioso-cultural por el 45º aniversario de la inauguración de la muestra histórica de la Reducción del Pilar y el 139º aniversario de la fundación de Mar del Plata. El acto se efectuó a orillas de la Laguna de los Padres, en el Museo Regional de Nuestra Señora del Pilar, con más de un centenar de personas que participaron de la misa que presidió a las 17 el obispo de Mar del Plata, Mons. Antonio Marino. El lugar de la celebración es parte de los orígenes de la ciudad: es el primer antecedente poblacional de la actual ciudad balnearia. Allí fue donde el primer obispo de Mar del Plata, Mons. Enrique Rau, al pie de la cruz de la Reducción celebró la primera misa en lengua vernácula. Fue el 10 de febrero de 1968, día de la inauguración de este espacio. Mons. Marino quiso celebrar como obispo una nueva misa al pie de la Cruz.
Pese a la intensa lluvia que se desató al mediodía y con algunas nubes amenazantes se efectuó, el domingo 10 de febrero por la tarde, el acto religioso-cultural con motivo del 45º aniversario de la inauguración de la muestra histórica de la Reducción de Nuestra Señora del Pilar y el 139º aniversario de la fundación de Mar del Plata.

El acto se desarrolló a orillas de la Laguna de los Padres, en el actualmente denominado Museo Regional de Nuestra Señora del Pilar, con la asistencia de más de un centenar de personas que se acercaron a participar de la misa que presidió a las 17 el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino. El lugar de la celebración forma parte de los orígenes de la ciudad, ya que es el primer antecedente poblacional de la actual ciudad balnearia.

Alberto Flügel, historiador y delegado diocesano para la Reducción del Pilar, explicó que allí fue donde el primer obispo de Mar del Plata, monseñor Enrique Rau, al pie de la cruz de la Reducción celebró la primera misa en lengua vernácula. "Eso fue el 10 de febrero de 1968, día de la inauguración de este espacio", añadió el historiador. Monseñor Marino quiso volver a celebrar como obispo una nueva misa al pie de la Cruz.

Al término de la celebración eucarística hubo un espacio cultural en el que pronunció una alocución el presbítero Daniel Ferrari, quien estuvo hasta hace poco tiempo estaba a cargo de la Reducción. Le siguió el doctor Mario Capponeto quien habló sobre diversos aspectos de la tradición. Y a continuación se presentó la agrupación "El Estribo" que ofreció un espectáculo de bailes folclóricos.

Homilía de monseñor Antonio Marino
Durante su homilía, monseñor Marino expresó que su presencia esa tarde en ese lugar estaba vinculada con el aniversario de la misa que celebró hace 45 años el primer obispo marplatense, monseñor Enrique Rau.

"Este rincón de la geografía marplatense -dijo- se vincula con la taea evangelizadora de los Padres de la Compañía de Jesús, que a mediados del siglo XVIII se establecieron al sur del Río Salado. Con clarividencia, el gobernador Miguel Salcedo advirtió que las hostilidades entre los españoles y las distintas tribus de indios -tantas veces enfrentadas ente sí- no iban a solucionarse por la vía de la violencia. La solución la encontró en el envío de misioneros jesuitas, que ya había mostrado su eficacia en otros lugares por el trato con los indios".

"La epopeya verdaderamente heroica y gloriosa de estos hombres, sus logros en la inculturación de la fe y sus frutos de verdadera promoción de los indios, son el fundamento para entender el nombre con que habría de perdurar esta laguna llamada con toda razón de los Padres", expresó monseñor Marino.

Vinculando aquella época con la actual y en el marco del Año de la Fe convocado por Benedicto XVI, el obispo de Mar del Plata dijo que "en este momento de la historia de Occidente, caracterizado por gigantescos cambios culturales, y en las actuales circunstancias de nuestra patria, los cristianos hemos sido convocados por el Santo Padre Benedicto XVI para dar testimonio de nuestra fe. Evangelizar es la consigna del momento. No podemos contentarnos con atender a los que se acercan a nuestras iglesias y capillas. Debemos salir a buscar a aquellos cuya fe se ha enfriado y más aún a aquellos que nunca han recibido el anuncio de Jesús como Dios Salvador".

"Hoy como ayer, los cristianos debemos brillar en el mundo por nuestra creatividad para predicar y transmitir los mismos valores del Evangelio, en las cambiantes condiciones de los tiempos", concluyó monseñor Marino.

El texto completo de la homilía

La reducción y su importancia
Alberto Flügel manifestó que este lugar forma parte de los orígenes de la ciudad, ya que "es el primer antecedente poblacional".

"La región donde se establece Mar del Plata en 1828 formaba parte de las temporalidades que dejaron abandonadas los jesuitas; el pueblo del Pilar y la estancia del pueblo, que llegaba hasta la costa", añadió el profesor.

El historiador recuperó la vida de Ladislao Martínez, un pionero que fundó la estancia que llamó Laguna de los Padres (por los Padres Jesuitas). "Esta estancia tenía un puerto que es desde donde Patricio Peralta Ramos funda la ciudad de Mar del Plata. El lugar es el origen, son distintas etapas que se van relacionando en el tiempo", añadió.

La actividad cotidiana de la Reducción Nuestra Señora del Pilar
La Reducción Jesuítica Nuestra Señora del Pilar, ahora con el rango de museo regional, ofrece a los que la visitan un espacio histórico y cultural que remonta al visitante al año 1700. Durante el verano se puede visitar diariamente de 10 a 18. Actualmente hasta el 28 de febrero funciona la "Expo Pesebre", una muestra donde hay más de 300 figuras del nacimiento de Jesús de origen nacional y también traídas de otros países. Algunos ejemplares pueden adquirirse.

"En la medida en que nosotros vamos cambiando, ofreciendo más cosas, la gente se interesa cada vez más. Siempre hemos tenido buena respuesta, pero por sobre todo este año fue creciendo más el interés", relató Flügel.

"Este museo consta de 400 piezas, algunas de hasta 8.000 años de antigüedad. En el primer ranchito mostramos cómo fue el proceso cultural en este espacio con la presencia del criollo argentino, el mestizo, mediante la política de mestización de España" detalló Alberto Flügel. "En el segundo rancho, como estamos hablando de una obra de la Compañía de Jesús, tenemos cómo fue el paso de esta orden religiosa desde 1585 por el Tucumán y cómo se va extendiendo por el Noroeste, el Gran Chaco Gualamba, Córdoba, el Cuyo, el Buenos Aires Colonial, las misiones guaraníticas de 1609, las misiones patagónicas del padre Nicolás Mascardi, 1660; y el proyecto del cual es parte esta misión, que consistía en fundar una, cada 40 leguas desde el río Salado hasta el Estrecho de Magallanes". "En el espacio de la Expo Pesebre, también incluimos un lugar donde se pueden ver los primeros pobladores posteriores a los jesuitas de la región, de lo que hoy es Mar del Plata" concluyó el historiador.+

Texto completo de la homilía