Viernes 27 de noviembre de 2020

La Cuaresma, un tiempo para revisar el compromiso y seguimiento de Cristo

  • 20 de febrero, 2013
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, aseguró que el tiempo cuaresmal en preparación para la celebración de la Pascua es "una nueva oportunidad para convertirnos al amor de Dios. En efecto, este tiempo litúrgico de la Cuaresma nos permite como el hijo pródigo revisar nuestro compromiso y seguimiento de Cristo, el Señor, en quien creemos, y volver a Dios, regresar a la casa del Padre, para estar con Él y recibir su abrazo paterno y misericordioso". Al referirse al Año de la Fe, convocado por el papa Benedicto XVI, consideró oportuno "que juntos podamos revisar este ?don? de la gracia, así como nuestro compromiso y tarea, en orden a redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo".
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, aseguró que el tiempo cuaresmal en preparación para la celebración de la Pascua es "una nueva oportunidad para convertirnos al amor de Dios. En efecto, este tiempo litúrgico de la Cuaresma nos permite como el hijo pródigo revisar nuestro compromiso y seguimiento de Cristo, el Señor, en quien creemos, y volver a Dios, regresar a la casa del Padre, para estar con Él y recibir su abrazo paterno y misericordioso".

Al referirse al Año de la Fe, convocado por el papa Benedicto XVI, consideró oportuno "que juntos podamos revisar este ?don? de la gracia, así como nuestro compromiso y tarea, en orden a redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo".

El prelado citó, además, párrafos de la carta apostólica "Porta Fidei", en la que el Pontífice expresa una profunda preocupación respecto al tema de la fe, y recuerda que este año de gracia se enmarca también en los 50 años del Concilio Vaticano II y en los 20 años del Catecismo de la Iglesia Católica.

"Todos sabemos la importancia que tiene este Catecismo como un apoyo a la vida de fe y en la vida pastoral de nuestras diócesis como un instrumento al servicio de la catequesis y de la evangelización en general".

Por último, monseñor Martínez dijo que "en esta perspectiva, el Año de la Fe es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo", e insistió en que "la Cuaresma es un tiempo de gracia en donde podemos ?volver a Dios" revisando como vivimos nuestra fe en Cristo, el Señor, como "Don y tarea".+

Texto completo de la carta