Lunes 21 de septiembre de 2020

Iglesia y gobierno abordan los problemas del norte salteño

  • 29 de mayo, 2013
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
El gabinete del Poder Ejecutivo provincial se reunió con el obispo de Orán, monseñor Marcelo Colombo, en un encuentro que formó parte de un programa que se desarrollará en San Ramón de la Nueva Orán, ciudad sede episcopal, para solucionar los efectos de la sequía que afecta a los productores, la inseguridad vivida y las falencias estructurales de la región norteña de la provincia. El prelado llevó un informe redactado sobre la base de la tarea de los agentes pastorales que, informó, los funcionarios escucharon en forma atenta.
El gabinete del Poder Ejecutivo provincial se reunió con el obispo de Orán, monseñor Marcelo Colombo, en un encuentro que formó parte de un programa que se desarrollará en San Ramón de la Nueva Orán, ciudad sede episcopal, para solucionar los efectos de la sequía que afecta a los productores del norte provincial y las situaciones de inseguridad que movieron a recategorizar dos destacamentos policiales e incrementar personal.

En la reunión participó también el intendente de San Ramón de la Nueva Orán, Marcelo Lara Gros, los legisladores del departamento y ministros y secretarios del Poder Ejecutivo provincial. Al salir del encuentro, el obispo manifestó que "siempre una oportunidad de diálogo es positiva" y aseguró que los funcionarios escucharon en forma atenta el informe que les expuso, hecho sobre la base de lo transmitido por los agentes pastorales, quienes trabajan de manera directa con las familias.

"Me siento satisfecho porque he sido escuchado y, como en toda situación crítica, es la oportunidad de relanzar esta importante zona de la provincia. Somos más que un titular dramático de un diario, esta es la posibilidad real de ir a un esquema de producción que valore la realidad local", finalizó.

Por su parte, el ministro de Economía y coordinador del gabinete, Carlos Parodi, dejó entrever la voluntad del gobierno: "Queríamos saber la opinión de la Iglesia y ver cómo se pueden hacer en conjunto acciones en los barrios para paliar las problemáticas de los jóvenes a través de la inserción en los deportes y el fomento de la cultura".

"Uno viene trabajando pero hay lugares puntuales donde hay que trabajar fuertemente. Hay que transmitir esperanza porque desde el gobierno seguiremos con una presencia importante a través de programas ejecutados en todas las áreas", dijo el funcionario.

Parodi dijo que para paliar en parte la problemática laboral se acelerarán los trabajos de la obra pública contemplados en el presupuesto de este año y en el Fondo de Reparación Histórica. Se trata de los procesos licitatorios para la construcción del hospital materno infantil, con una inversión de 15 millones de pesos; del centro de recuperación de adictos, con una erogación de 5 millones de pesos, y del centro de salud del barrio Taranto. También se destinarán 18 millones de pesos para trabajos de pavimento, el adoquinado de 40 cuadras y la colocación de 150 luminarias en los barrios periféricos.+