Domingo 27 de septiembre de 2020

Año de la Misericordia: comunicadores sociales de San Luis celebraron su jubileo

  • 2 de mayo, 2016
  • San Luis (AICA)
Los comunicadores sociales celebraron su jubileo en la catedral de San Luis, uno de los templos de la diócesis en los que se abrió la Puerta Santa por el Año de la Misericordia. La misa fue presidida por el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, quien les concedió la indulgencia plenaria a los comunicadores y compartió con ellos el mensaje del papa Francisco por la 50º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.
Preparando la 50º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el próximo domingo 8 de mayo, el pasado 30 de abril la diócesis de San Luis celebró el Jubileo de los comunicadores sociales por el Año Santo de la Misericordia.

Después de atravesar la Puerta Santa de la catedral, participaron de la Eucaristía presidida por monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, obispo de San Luis, y concelebrada el presbítero Alan Sosa Tello, delegado episcopal para la Pastoral de las Comunicaciones.

En la homilía, monseñor Martínez Perea destacó la tarea diaria de los comunicadores y les agradeció su trabajo humilde y sacrificado en favor de la comunidad, además les expresó que la Iglesia siempre mira con bondad a quienes se dedican a comunicar.

"Esa es una tarea central de la Iglesia, ya que anunciar el Evangelio significa: ?transmitir la buena noticia de que Dios Padre amó tanto al mundo que envió a su Hijo para que tengamos vida?".

Apelando a la carta del papa Francisco a los comunicadores sociales, el obispo explicó que la comunicación es producto de una cercanía y de una escucha, les ofreció el modelo de los apóstoles que conocieron y anunciaron la Verdad, y les propuso que procuraran asemejarse a Jesucristo, quien transmite a los hombres aquello que escucha del Padre.

"Por la Encarnación del Verbo, participan de la transmisión de la buena noticia todos aquellos que transmiten la verdad y el amor a los demás", expresó el prelado.

El obispo invitó a los comunicadores a que unieran sus esfuerzos, logros e intenciones a la hostia que se elevaría en la patena del ofertorio, para que el Señor las acepte y les otorgue un nuevo sentido en favor del bien común y de la paz social. Encomendó a todos ellos a María Santísima, quien supo dar a luz y anunciar la Verdad, y fue en definitiva la primera predicadora, para que sepan vivir esa misión que los comunicadores tienen.

Al finalizar la celebración, monseñor Martínez Perea concedió a los comunicadores la indulgencia plenaria y les impartió una especial bendición.+