Lunes 26 de octubre de 2020

El Card. Poli destacó que la Virgen María anima la evangelización

  • 18 de junio, 2016
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió hoy la tercera misa en el marco del XI Congreso Eucarístico Nacional que se realiza en San Miguel de Tucumán, donde memoró la comprometida presencia que la Virgen María tuvo en la "gesta de la Nación" y aseguró que "Ella es estrella de la evangelización". "Hoy, como ayer lo hicieron nuestros mayores, también nuestros ojos quieren espejarse en los de Nuestra Señora de la Merced, Madre de los hijos de esta tierra que vio nacer Patria libre e independiente. Ella no se cansa de enseñar la libertad del Evangelio, la que quiere para todos los bautizados, libres del pecado y de toda otra dominación", subrayó.
[img]http://www.aica.org/subidas/1815.jpg[/img]
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió hoy la tercera misa en el marco del XI Congreso Eucarístico Nacional, que se realiza en San Miguel de Tucumán.

Las imágenes marianas más veneradas en el país se hicieron presentes durante la celebración. Nuestra Señora de la Merced (Tucumán), de la Concepción (Jujuy), del Río Blanco y Paypaya, del Milagro (Salta), y la Virgen del Valle (Catamarca), acompañaron a los congresistas junto a la Cruz de Matará, el Señor del Milagro y de Maillín.

El purpurado destacó la presencia de las imágenes, seguido de un aplauso prolongado de los congresistas devotos de las diferentes advocaciones marianas.

[img]http://www.aica.org/subidas/1858.jpg[/img]

En su homilía el arzobispo destacó la importancia que la Virgen María tiene, tuvo y tendrá en la vida de la Iglesia, memoró su comprometida presencia en la "gesta de la Nación" y aseguró que "Ella es Estrella de la evangelización".

"La Virgen de la visitación es el ícono más auténtico de una Iglesia que sale para anunciar la verdad y belleza del Evangelio de Jesús", afirmó, y agregó: "su misericordia se extiende de generación en generación".

"Es cierto, la Virgen hizo presente el Evangelio de su Hijo, iluminando los primeros pasos de la Evangelización de América. Ella también comprometió su presencia cuando se gestaba nuestra Nación. Hace doscientos años, cuando los congresales provenientes de provincias lejanas, llegaban ?a la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán?, consagraron su primera jornada para pedir a Dios inspiración y sabiduría en la causa que los apasionaba, como consta en las antiguas crónicas: ?A las 9 de la mañana se reunieron los Señores Congresales en la casa congresal, y de allí se dirigieron en cuerpo al templo de San Francisco donde asistieron a la misa del Espíritu Santo, que se cantó para implorar sus divinas luces, y auxilios, protestando con esto el deseo del acierto en sus deliberaciones?", recordó.

"Era el día 25 de marzo de 1816, ?que consagra nuestra madre la Iglesia a la memoria del adorable misterio de la Encarnación del Hijo de Dios?. De ese modo, con la fiesta de la Anunciación, en la que se celebra el bendito día en que María se convirtió en Arca de la Nueva Alianza entre Dios y los hombres, comenzó la labor parlamentaria que llegó a su culmen con la declaración de la Independencia", destacó.

El arzobispo porteño sostuvo que "Ella vino para quedarse y, como en los comienzos de la Patria, sigue animando la evangelización del pueblo argentino. Es Madre solícita cuando sus devotos la invocan con fe, en cualquier parte, pero de un modo singular recibe a sus hijos en los numerosos santuarios que la tienen por Patrona y Señora".

"En esos espacios sagrados donde la atracción de la Virgen se hace sentir, ?muchos peregrinos toman decisiones que marcan sus vidas; esas paredes contienen muchas historias de conversión, de perdón y de dones recibidos, que millones de argentinos podrían contar?. ?Ella atrae multitudes a la comunión con Jesús y su Iglesia. Por eso la Iglesia, como la Virgen María, es madre?. En esos lugares santos, la Virgen hace más sencillo el Evangelio de Jesús y sigue siendo la Estrella de la evangelización".

[img]http://www.aica.org/subidas/1864.jpg[/img]

El cardenal Poli reconoció que "nuestro corazón se estremece de alegría al ver las imágenes de la Virgen que nos visitan; las traen sus fieles peregrinos cual Arcas de la Nueva Alianza: desde el sur de la provincia a Nuestra Señora de la Concepción; desde Jujuy a Nuestra Sra. del Río Blanco y Paypaya; desde Catamarca la Virgen del Valle y desde Salta a Nuestra Señora del Milagro. Ellas son las ventanas del cielo por donde Dios se asoma para mirar a sus hijos con misericordia".

"Hoy, como ayer lo hicieron nuestros mayores, también nuestros ojos quieren espejarse en los de Nuestra Señora de la Merced, Madre de los hijos de esta tierra que vio nacer Patria libre e independiente. Ella no se cansa de enseñar la libertad del Evangelio, la que quiere para todos los bautizados, libres del pecado y de toda otra dominación. Ella está aquí para recordarnos que Jesús es el ?Pan que da la vida al mundo?, y nos vuelve a decir: ?Hagan todo los que Él les diga?", concluyó citando el evangelio de San Juan.+

Finalmente, el prelado invitó a rezarle "un piropo a la Virgen", con la oración del Ave María que concluyó con un vitoreo de la multitud a la Madre, la Patria y la Iglesia argentina.

Asimismo, durante el ofertorio, se agradeció la generosidad de los congresistas por el aporte realizando en la colecta de ayer, la cual recaudó más de $200.000 que serán destinados para ayudar a las personas afectadas por las inundaciones en el litoral.

Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/1863.jpg[/img]

Luego de la misa, se realizará un momento de adoración eucarística organizado por la Pastoral de Juventud Nacional, acompañados por el legado Pontificio, el cardenal Giovanni Battista Re. Asimismo, el grupo musical Gen Rosso -que realizó actividades con jóvenes de todo el país durante estos días- ofrecerá el concierto para la paz y para la vida, a través del arte y de la música. Será un momento de oración y de canto.

Al finalizar, el presbítero Enzo Romero, responsable del Área de Infraestructura y Logística, agradeció a los delegados de las diócesis que trabajaron para que el congreso tenga "este verdadero éxito espiritual. Sacerdotes, consagradas, laicos, ¡Gracias queridos delegados!", expresó.

Además, saludó a las diócesis, y destacó la presencia de "la más austral", la diócesis de Río Gallegos, cuyos fieles debieron recorrer más de 4.000 kilómetros para esta ocasión.

También, afirmaron que durante la celebración eucaristica de hoy se hicieron presentes unas 200.000 personas.

Las imágenes de la Virgen
Al concluir la misa, el Señor y la Virgen del Milagro volvieron a la catedral, junto a la Virgen puntana y la Cruz de Matará.

Nuestra Señora del Valle y de la Merced partieron hacia la basílica Nuestra Señora de la Merced, y la Virgen de la inmaculada Concepción se quedó en la Ciudad Eucarística. Por su parte, el Señor de Maillín estará en la parroquia Medalla Milagrosa.

Mañana, los fieles se concentrarán a las 8 en la catedral y la basílica Nuestra Señora de la Merced, para peregrinar con las imágenes hasta el Hipódromo, donde se realizará la celebración de la misa, a las 10, presidida por el cardenal Giovanni Battista Re.

Durante la celebración estará presente el presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto a otras autoridades locales y provinciales.+