Miércoles 2 de diciembre de 2020

Falleció la viuda de Jérôme Lejeune, Birthe, impulsora de su legado provida

  • 7 de mayo, 2020
  • Madrid (España) (AICA)
El presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, Jean-Marie Le Méné, y la presidenta de su delegación en España, Mónica López Barahona, comunicaron "con tristeza" el fallecimiento, el miércoles 6 de mayo

El presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, Jean-Marie Le Méné, y la presidenta de su delegación en España, Mónica López Barahona, comunicaron “con tristeza” el fallecimiento, el miércoles 6 de mayo de Birthe Lejeune, a los 92 años y rodeada por sus hijos y sus nietos.



La viuda de Lejeune ha sido miembro de la Academia Pontifica para la Vida y del Consejo Pontificio para la Salud, pero también fue nombrada caballero de la Legión de Honor francesa. Sin embargo, su gran obra y aporte tras la muerte de su marido fue la creación de la Fundación Jérôme Lejeune y en cuya vida ha participado activamente hasta que el cáncer de pulmón que se le detectó en diciembre se lo ha impedido.



Una vez que su marido falleció en 1994 fue Birthe Lejeune la que continuó con la obra iniciada por su marido. Le sustituyó en esta lucha aparentemente perdida por unos niños que estaban siendo abortados en masa, y con la fuerza que le caracterizó avanzó siempre decidida según le marcaban sus convicciones.



“Su carisma, su entrega y su complicidad hacia cada uno de los que componemos la Fundación, colaboradores, voluntarios y donantes, asiduos u ocasionales, le han ganado un lugar importante en todos los corazones. Con la autoridad de su experiencia y la magnanimidad de su gran corazón, Mme. Lejeune ha sido siempre un modelo y una referencia para cada uno de nosotros”, señalan desde la Fundación Jérôme Lejeune.



“Madame Lejeune fue fundadora de nuestra Fundación junto a su yerno, Jean-Marie Le Méné, y junto a su gran familia y otros colaboradores del profesor Jérôme Lejeune, con la misión de llevar a cabo la obra científica y médica que porta el nombre de su marido, fallecido en 1994. Ha sido embajadora incansable y exigente de los tres fines propios de la Fundación (investigar, cuidar y defender a todas las personas portadoras de una discapacidad intelectual de base genética). Así, ha contribuido de manera decisiva a prolongar el compromiso del profesor Lejeune al servicio de los más vulnerables, especialmente de las personas con síndrome de Down, en Francia y en otros países, como Estados Unidos, España, Italia, Argentina o el Líbano”, prosigue la Fundación Jérôme Lejeune.



Gracias al esfuerzo y a la entrega permanentes de Mme. Lejeune, la Fundación ha estado en disposición de financiar cada año en torno a cincuenta proyectos de investigación científica sobre la discapacidad intelectual de base genética y las patologías asociadas a ella, así como de desarrollar su centro médico en París, en el que reciben atención cerca de 10.000 pacientes. Su pasión y dedicación también han hecho posible el trabajo de la Fundación en defensa de la vida y la dignidad de las personas más vulnerables ante asambleas parlamentarias y organismos internacionales como la Unión Europea o Naciones Unidas.



“Ha contribuido de manera decisiva a prolongar el compromiso del profesor Lejeune al servicio de los más vulnerables, especialmente de las personas con síndrome de Down, en Francia, en EEUU, España, Italia, Argentina o el Líbano”, explica la Fundación.



La Fundación Jérôme Lejeune debe todo a Mme. Birthe Lejeune. Las últimas palabras en su testamento vital son aquellas pronunciadas por su marido; y las mismas que hacemos nuestras para siempre en la Fundación: "No abandonaremos jamás”. +