Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Adicciones
El pueblo pide a gritos que “hagamos algo” contra el flagelo de las drogas
Viernes 24 Jun 2016 | 10:19 am
« Volver
Santiago de Estero (AICA): El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, y el obispo de Añatuya, monseñor José Melitón Chávez, advirtieron que “la droga es fruto y, a la vez, causa de una gran decadencia ética y de una creciente corrupción de la vida social, que carcome el tejido mismo de la moralidad, de las relaciones interpersonales y de la convivencia civil”. “Es bueno y necesario involucrarnos en el tratamiento de los adictos, pero es mucho mejor lograr que ningún adolescente o joven caiga en esta pesadilla”, precisaron y aseguraron que “hijos, hermanos y amigos piden a gritos que por favor ¡hagamos algo!”
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, y el obispo de Añatuya, monseñor José Melitón Chávez, advirtieron que “la droga es fruto y, a la vez, causa de una gran decadencia ética y de una creciente corrupción de la vida social, que carcome el tejido mismo de la moralidad, de las relaciones interpersonales y de la convivencia civil”.

En un mensaje conjunto con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, que se conmemora el 26 de junio, los prelados reclamaron “una respuesta fuerte y decidida para frenar la degradación que de él deriva” y aseguraron que este problema “daña a todos y no es un absurdo afirmar que en cualquier momento puede golpear la puerta de nuestros hogares y afectar a algún miembro de nuestra familia”.

“La droga no elige, la droga se ofrece sin límites”, aseveraron, y consideraron que se puede afirmar que el consumo de drogas “no se reduce sólo a un comportamiento individual sino que está vinculado a sistemas que son mantenidos socialmente”.

“En efecto, se ha desarrollado con total impunidad una economía clandestina y una criminalidad que tiene como finalidad producir y comercializar la droga a gran escala”, agregaron.

Los obispos santiagueños pidieron no “subestimar el efecto devastador que ejerce el desempleo cuyas víctimas son los jóvenes en proporciones indignas en una sociedad que dice respetar la dignidad humana. Demasiados jóvenes están abandonados a su suerte. Lamentablemente muchos casos de sobredosis son suicidios voluntarios”.

“El miedo paraliza, la queja no ayuda a nadie, y nuestros hijos, hermanos y amigos nos piden a gritos que por favor ¡hagamos algo! La mayoría de las veces son gritos silenciosos. Este grito conmueve, agita, sacude, desestabiliza. Es el grito de rostros desfigurados por el sufrimiento del que vive el horror y del que acompaña con impotencia”, sostuvieron.

Monseñor Bokalic y monseñor Chávez aseveraron que “el problema de la droga, es uno de los problemas más grave de estos tiempos. Es bueno y necesario involucrarnos en el tratamiento de los adictos, pero es mucho mejor lograr que ningún adolescente o joven caiga en esta pesadilla” y destacaron que “la Iglesia, como Madre amorosa se pone al cuidado de la vida de sus hijos”.

“Esta persona destrozada tiene necesidad de ser considerada no como problema, sino como persona; no un caso por analizar, sino un hombre por amar; no un individuo al que hay que adoctrinar y condicionar, sino al que hay que valorarlo ayudándole a descubrirse en sus riquezas. Necesitamos encontrarnos para hacer efectiva esta tarea. Trabajemos todos: Iglesia, Estado, organizaciones sociales, adultos y jóvenes, escuelas, familia”, precisaron.

Los obispos de Santiago del Estero y Añatuya llamaron a recuperar “juntos el verdadero sentido de nuestras vidas. ‘La vida es un tesoro precioso, pero solo lo descubrimos si lo compartimos con los demás’, nos dice el papa Francisco. Y a los jóvenes en su visita al Hospital San Francisco de Asís de la Providencia donde atienden a jóvenes con adicciones les decía: ‘No se dejen robar la esperanza, hagámonos todos portadores de esperanza".

"La travesía es larga y fatigosa, pero miren adelante, hay un futuro cierto, que se sitúa en una perspectiva diversa de las propuestas ilusorias de los ídolos del mundo, pero que da un impulso y una fuerza nueva para vivir cada día", insistieron citando al Papa.

Por último, los prelados santiagueños reconocieron que “no será una tarea fácil, pero habremos hecho nuestro pequeño aporte, aunque a veces, como decía la Madre Teresa de Calcuta, ‘sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota’”.+

Texto completo del mensaje
« Volver
Noticias relacionadas:
Los obispos de Santiago del Estero saludaron a las madres en su día  15.10.2017
Forman agentes de pastoral para el abordaje integral de las adicciones  12.10.2017
Expo interreligiosa para la prevención de adicciones desde una mirada integral  12.10.2017
El Card. Villalba presidió una misa por el eterno descanso del padre Viroche  06.10.2017
Mons. Maletti llamó a “tomar la posta” del estilo pastoral de padre Viroche  06.10.2017
La Pastoral Juvenil recuerda al padre Viroche y anima a luchar contra la droga  06.10.2017
El presidente del Consudec visitó Santiago del Estero  04.10.2017
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2017 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton