Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Familia y Vida
Card. Poli: "Si la propuesta es optar por una u otra vida, nosotros apostamos a que vivan las dos"
Viernes 25 May 2018 | 11:49 am
« Volver
Buenos Aires (AICA): El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, apeló a una cita del papa Francisco para exhortar a defender las dos vidas, al presidir el tedeum por el 25 de Mayo. “Ante el bello e inefable don de la concepción, si la propuesta es optar por una u otra, en esta bendita tierra austral apostamos decididamente a que vivan las dos, para Dios no hay excluidos”, aseveró delante del presidente Mauricio Macri y miembros de su gabinete.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, apeló a una cita del papa Francisco en la última exhortación apostólica Gaudete et exsultate para exhortar a defender las dos vidas, al presidir el tedeum por el 25 de Mayo en la catedral metropolitana.

Ante el presidente Mauricio Macri y otras autoridades, el primado argentino afirmó que “cuidar la vida de punta a punta es querer ser Nación” y recordó que “en la Argentina bicentenaria no sobra nadie, todos somos necesarios e importantes, por lo que ninguna persona debe ser excluida de la fiesta de la vida, hasta el más humilde y olvidado de la patria profunda”.

El purpurado porteño citó entonces el magisterio del papa Francisco, quien en su última exhortación anima a que “la defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo”.

“Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud, y toda forma de descarte”, completó con palabras del pontífice.

“Honrando los gestos de grandeza de los Padres de la Patria, a quien hoy tenemos en la memoria agradecida, decimos que vale toda vida y ante el bello e inefable don de la concepción, si la propuesta es optar por una u otra, en esta bendita tierra austral apostamos decididamente a que vivan las dos, para Dios no hay excluidos”, aseveró en momentos en que se debate el aborto en el país.

“Padre bueno, Padre nuestro, Padre de todos, te damos gracias porque en los 208 años de nuestro camino como Nación libre y soberana, no nos soltaste de la mano. No sabemos si lo merecemos, pero igual hoy, conociendo tu misericordia y clemencia, te decimos, Señor de la Historia te necesitamos”, concluyó.



Otras frases del primado argentino
En otros momentos de su homilía, que tituló "Invocando la protección de Dios fuente de toda razón y justicia" (Preámbulo de la Constitución Nacional), el cardenal Poli expresó:

“La indiferencia del egoísmo de los ricos frente a la miseria de los pobres no pasan inadvertidos a los ojos de Dios, que sí se acuerda de los pobres y no olvida su clamor”.

“El caso de Zaqueo nos muestra que siempre hay un camino de redención para compartir lo que la vida nos ha dado, cuanto más si con ello reparamos, las injusticias cometidas”.

“Hay muchas personas que desean subirse al árbol de su vida para ver quién es el Dios de la vida que pasa y siempre se deja encontrar”.

“Dios está nombrado en el Preámbulo de la Constitución Nacional, pero nos olvidamos que además existe y está siempre dispuesto a escucharnos cuando lo invocamos y a protegernos cuando lo necesitamos. Pero pareciera que lo dejamos al margen de nuestras decisiones, confiamos sólo en nuestra capacidad, en las estrategias, en las ecuaciones sin que dominemos todas las variables, y aún nos afirmamos en nuestra corta experiencia. Sin tener en cuenta la memoria histórica del país que también tiene algo que enseñarnos en las horas de prueba”.

“La sabiduría bíblica nos recuerda: 'fíjense en las generaciones pasadas y vean, quién confió en el Señor y quedó defraudado, quién perseveró en su temor y quedó abandonado, quién lo invocó y no fue tenido en cuenta', dice el libro del Eclesiastés”.

“Si hoy celebramos el aniversario de la Revolución de Mayo es porque en la trama de nuestra história, nuestros próceres y el mismo pueblo nos demostraron que Dios Padre acompañó el camino, tanto en los momentos de gloria como el que conmemoramos. Pero también en los tiempos de crisis y desencuentros entre los argentinos”.

“En la historia no dominan las fuerzas económicas sino las espirituales, adhiero a ese pensamiento, de no ser así nos costará mucho explicar cómo durante más de 200 años nuestro pueblo atravesó, con paciencia y virtud laboriosa, los momentos oscuros, viviendo, conviviendo, y no pocas veces sobreviviendo a períodos de confusión, a la carencia de medios básicos y al flagelo de la desocupación, dando lugar a los inhumanos y humillantes rostros de la indigencia, paradójicamente en una tierra rica en recursos naturales”.

“Este pueblo que lo toleró todo sin perder la esperanza de un mañana mejor, confiando en una justicia distributiva largamente esperada”.

“Su lección nos alienta a pensar que nuestra Nación siempre tiene destino, nuestra historia nos enseña que hay un Dios que nos acompaña en el camino y no nos abandona, por eso siempre habrá futuro para la Argentina si confiamos en Él y también si levantamos la barrera de la desconfianza entre nosotros, para que toda iniciativa para promover el bienestar general de los ciudadanos, la emprendamos, al decir de San Ignacio de Loyola: como si todo dependiera de nosotros sabiendo que en realidad todo depende de Dios”.

“Los cambios sociales y culturales se dan en procesos que demandan tiempo, que nos trascienden, se extienden más allá de los períodos de un gobierno, y superan a generaciones. Debemos desconfiar de los logros instantáneos y las recetas prometeicas. Si algo hemos aprendido de nuestro derrotero, debemos acostumbrarnos a decir: Si comenzamos hoy, dentro de diez, quince o veinte años se verán los frutos. El tiempo lo podemos someter, pero sí está en nuestras manos perseverar unidos en los objetivos por el bien común. Mientras dura ese proceso, el primer deber del Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente de los débiles, los pequeños, los pobres y marginados, los enfermos y los ancianos abandonados, porque son los más pobres de los pobres”.


» Texto completo de la homilía

Rezaron la Oración por la Patria
El cardenal Poli invitó al Presidente y a los representantes de los credos a rezar la Oración por la Patria, escrita por los obispos en plena crisis de 2001, y el padrenuestro, y luego se entonó el Himno Nacional.



Antes del tedeum, Macri y el primado argentino dejaron una ofrenda floral en el mausoleo donde se encuentran los restos del General José de San Martín, y rindieron honores a “todos los próceres de la Patria”.

Macri acudió a la catedral porteña acompañado de la primera dama, Juliana Awada, y miembros de su gabinete, además de la vicepresidenta Gabriela Michetti y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el secretario de Culto de la Nación, Santiago de Estrada, el subsecretario del área, Alfredo Abriani, entre otros.

Asimismo, participaron representantes cristianos, ortodoxos, judíos, budistas y musulmanes.+


« Volver
Noticias relacionadas:
Convocan a un "ruidazo" a favor de la vida en las provincias  23.06.2018
Mons. Lozano destacó que cada vez más voces rechacen el aborto  24.06.2018
Mons. Fenoy animó a seguir apostando siempre por la vida  23.06.2018
¿Qué implicaría la ley del aborto? Analizan aspectos jurídicos y médicos  22.06.2018
Mons. Carrara: “A mayor justicia social, menor iniquidad y menos muertes maternas”  22.06.2018
Carta abierta de Unidad Provida a los legisladores misioneros  22.06.2018
Mons. Aguer: la alternativa al aborto es la "auténtica educación sexual"  22.06.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton