Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Nacional  |  La Iglesia en Medio Oriente
Francisco exhortó a los voluntarios en Medio Oriente a “no resignarse a las tinieblas de la violencia”
Viernes 14 Sep 2018 | 11:30 am
« Volver
Ciudad del Vaticano (AICA): “Sólo secando las lágrimas de los niños que no han visto nada más que escombros, muerte y destrucción, el mundo recuperará la dignidad”, les dijo el papa Francisco a los 150 participantes del encuentro de trabajo de los organismos de caridad católicos que operan en Irak, Siria y países limítrofes. La audiencia sucedió esta mañana en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico del Vaticano.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
El papa Francisco ofreció una audiencia a los participantes del encuentro de trabajo de los organismos de caridad católicos que operan en Irak, Siria y países limítrofes, que se está desarrollando en la Pontificia Universidad Urbaniana, organizado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. El encuentro se llevó a cabo esta mañana en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico del Vaticano, con unos 150 participantes.

El Papa reconoció que con la labor que el grupo está desarrollando, en relación a la investigación sobre la ayuda humanitaria de las entidades eclesiales, se está realizando “una importante contribución para comprender mejor las necesidades y coordinar mejor las ayudas en favor de estas poblaciones”.

Animó a los participantes, en nombre de la Iglesia, con cercanía en la oración y en la caridad, “a no resignarse a las tinieblas de la violencia y a tener encendida la lámpara de la esperanza”. “El testimonio de amor con que la Iglesia escucha y responde al grito de ayuda de todos, a partir de los más débiles y pobres, es un signo luminoso para el presente y una semilla de esperanza que germinará en el futuro”, afirmó.

El pontífice destacó, entre las iniciativas promovidas por el grupo de trabajo, la destinada a apoyar el reingreso de las comunidades cristianas en la llanura de Nínive, en Irak, y los cuidados sanitarios a muchos enfermos pobres en Siria, en particular a través del proyecto “Hospitales Abiertos”.

Agradeció el trabajo realizado y los convocó a renovar sus esfuerzos en cuestiones de educación a los niños, trabajo a los jóvenes, cercanía a los ancianos y el restaño de las heridas psicológicas, “sin olvidar las de los corazones, que la Iglesia está llamada a aliviar: ‘Donde haya ofensa, lleve yo perdón. Donde haya discordia, lleve yo unión’”, les dijo citando la oración de San Francisco de Asís.

Al concluir, se dirigió a la comunidad internacional, pidiendo con fuerza que “no olvide las numerosas necesidades de las víctimas de esta crisis, y sobre todo, que supere la lógica de los intereses poniéndose al servicio de la paz y poniendo fin a la guerra”.

“No podemos cerrar los ojos frente a las causas que han obligado a millones de personas a abandonar, con dolor, su propia tierra”, mencionó. “Sólo secando las lágrimas de los niños que no han visto nada más que escombros, muerte y destrucción, el mundo recuperará la dignidad”, agregó. Y al cerrar el encuentro, pidió a los presentes recen todos juntos la oración de San Francisco de Asís, “Señor haz de mi un instrumento de tu paz”.+

» Texto completo del discurso

« Volver
Noticias relacionadas:
El Papa y Georgius III rezan juntos por la paz en Medio Oriente  09.11.2018
Mons. Ñáñez: La crisis no es sólo socioeconómica, sino moral y espiritual  26.09.2018
Grávida incorporó nuevos voluntarios para servir a la vida naciente  19.09.2018
La catedral de Buenos Aires dedica tres días a orar por la Patria  03.09.2018
Frente a los ataques, monseñor Jofré pidió rezar por el Papa  03.09.2018
Nuevos voluntarios para Grávida en Cuyo  26.07.2018
Ayuda a la Iglesia Necesitada pide oración por Nicaragua  13.07.2018
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2018 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton