Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Magisterio de los obispos
Mons. Buenanueva animó a "arrojarse al mar" en busca de Jesús
Miercoles 8 May 2019 | 08:55 am
« Volver
San Francisco (Córdoba) (AICA): El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, reflexionó una vez más sobre el Evangelio. Con el título “discípulos”, se refirió a la experiencia de ser testigos del Señor y “arrojarse al mar” sin importar el qué dirán.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
En una nueva entrega de sus reflexiones semanales en el periódico “La Voz de San Justo”, el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, se refirió a los discípulos de Jesús.

Para empezar, compartió el pasaje que narra: “El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: «¡Es el Señor!»”. En ese sentido, consideró: “Es usual reconocer, en el ‘discípulo amado’, al apóstol Juan, y en éste al autor del Evangelio que lleva su nombre”.

“Lo más plausible es que, bajo esta denominación, el cuarto Evangelio nos ofrezca una figura abierta a través de la cual entrever a la comunidad en la que nació este relato”, afirmó.

“Si leemos cuidadosamente el relato evangélico de este domingo, podremos escuchar la voz de aquellos primeros discípulos que, a nosotros, nos dicen: ‘¡Es el Señor!’”.

En ese sentido, monseñor Buenanueva advirtió: “Los Evangelios no nos hablan de Jesús con aséptica frialdad. Nos cuentan lo que dijo e hizo, pero inseparablemente son un testimonio de la fe de esos hombres y mujeres. Para ellos, Jesús es mucho más que un personaje sobre el cual informar. Es Aquel a quien le han confiado sus vidas. En algunos casos, hasta el derramamiento de la sangre”, aseguró. “Por eso, confiesan lo que Jesús significa para ellos, dejándonos abierta la puerta para que su luz ilumine también nuestra vida”.



“El pasado sábado 27 de abril, fueron beatificados en La Rioja, los primeros mártires argentinos: el obispo Enrique Angelelli, los padres Carlos Murias y Gabriel Longeville, junto con el laico Wenceslao Pedernera”, recordó el prelado, explicando que “mártir significa precisamente: ‘testigo’. Contemplamos sus vidas y su martirio y, de esa forma, volvemos a escuchar al discípulo amado decirnos: ‘¡Es el Señor!’”, señaló.

“Dice el Evangelio que, al oír esta confesión de fe, Simón Pedro, sin pensarlo demasiado y sin nada encima, se arrojó al agua. Fue en busca de Jesús resucitado. Magnífica y gráfica descripción de la experiencia cristiana”, consideró.

“El ‘discípulo amado’ sigue señalando a Jesús. Siempre hay quien, como Pedro, se arroje desnudo al mar, sin importarle demasiado el qué dirán”, concluyó.+
« Volver
Noticias relacionadas:
Jornada de reflexión: “Paradigmas de trabajo social en contextos neoliberales”  14.09.2019
Mons. Han Lim Moon: El verdadero Padre que restaura nuestra dignidad  13.09.2019
Mons. Mestre: La centralidad de Dios que irrumpe en nuestra vida  11.09.2019
Mons. Buenanueva: “La desmesura de Jesús”  10.09.2019
Mons. Han Lim Moon: “¿A qué se debe la exigencia de Jesús?”  06.09.2019
Mons. Mestre: El camino hacia nuestro “lugar en el mundo”  05.09.2019
Mons. D'Annibale llamó a "ir hacia los últimos"  04.09.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton