Agencia Informativa Católica Argentina
  |  
 
 
 
aica.org  |  Especial  |  Ordenaciones
Avellaneda-Lanús contará con seis nuevos diáconos
Jueves 21 Mar 2013 | 12:27 pm
« Volver
Los diáconos permanentes (arriba) y los que van camino al presbiterado... ver más
Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): La diócesis de Avellaneda-Lanús contará con seis nuevos diáconos desde el próximo sábado 23 de marzo, día en el que el obispo diocesano, monseñor Rubén Oscar Frassia, impondrá las manos sobre los seminaristas Juan Carlos Molina, Ricardo Martín Nariccio y Federico Nadalich, que serán ordenados camino al sacerdocio, y Carlos Norberto Pernica, Juan Victorio Rolón y Eduardo Omar Sabaini, que serán diáconos permanentes. La ordenación diaconal se llevará a cabo a las 10 en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción (San ´Martín 745, Avellaneda).
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:      
La diócesis de Avellaneda-Lanús contará con seis nuevos diáconos desde el próximo sábado 23 de marzo, día en el que el obispo diocesano, monseñor Rubén Oscar Frassia, impondrá las manos sobre los seminaristas Juan Carlos Molina, Ricardo Martín Nariccio y Federico Nadalich, que serán ordenados diáconos camino al sacerdocio, y Carlos Norberto Pernica, Juan Victorio Rolón y Eduardo Omar Sabaini, que serán diáconos permanentes.
La ordenación diaconal se llevará a cabo a las 10 en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción (San 'Martín 745, Avellaneda).

Según informó el obispado, los lemas escogidos por los seminaristas en orden al sacerdocio son: por Juan Carlos Molina, “Dios nos capacitó para se servidores de la Nueva Alianza del Espíritu”; por Ricardo Marín Nariccio, “La verdad los hará libres”, y por Federico Nadalich, “Muéstrame, Señor, tus caminos, enséñame tus senderos; guíame por el camino de tu fidelidad; enséñame, porque Tú eres mi Dios y mi salvador”.

Los que serán orenados diáconos permanentes escogieron “Bendito Sea el Señor, mi Roa, que adiestra mis brazos para el combate” (Carlos Norberto Pernica), “El que viene a mí jamás tendrá hambre, el que cree en mí jamás tendrá sed” (Juan Victorio Rolón) y “Consuela a mi pueblo, dice el Señor” (Eduardo Omar Sabaini).

Semblanza de los diáconos en camino al sacerdocio
Juan Carlos Molina. Oriundo de Avellaneda, tiene 25 años y desde joven se unió a la comunidad de la parroquia Nuestra Señora del Rosario. Según contó sobre sí, cuando todavía era adolescente comenzó a sentir el deseo de seguir a Cristo en el sacerdocio, sobre todo por la admiración que le generaba su párroco, el presbítero Fernando Abraham.

Ingresó al seminario con 18 años. Luego de conocer y colaborar en distintas realidades eclesiales de la diócesis, el seminarista fue enviado a servir a la parroquia de la Santa Faz, de Lanús, junto al presbítero Alejandro Zelaya, párroco de la comunidad.

Ricardo Nariccio. Con 33 años, el ordenando ingresó al seminario luego de graduarse como licenciado en Administración de Empresas por la UBA. En 2004, participó de un retiro del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana (MJVC), que consideró “clave” en su vocación.

Desde ese momento, reforzó su participación en la Acción Católica de su parroquia, San José de Pompeo, de Lanús Oeste. Ingresó en 2006 al seminario Pablo VI, y desde entonces colaboró con las parroquias Santa Faz, Santa Rosa de Lima, Santo Cura de Ars y la Pastoral Universitaria. El año de diaconado transcurrirá en su comunidad de origen.

Federico Nadalich. Con 23 años, ingresó al seminario en 2006 y realizó el curso introductorio en la casa San José, de Villa Domínico. Luego continuó en el seminario Pablo VI, de Wilde, y prosiguió los estudios en la Facultad de Teología de la UCA, en el barrio porteño de Villa Devoto.

Actualmente colabora con la tarea pastoral en la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, en Remedios de Escalada, y con la Pastoral de Juventud de la diócesis.

Semblanza de los diáconos permanentes
Carlos Norberto Pernica. Casado con Norma hace 30 años, tuvo un único hijo, Ezequiel Pablo. Comenzó su transitar por la Iglesia en la parroquia Nuestra Señora de Loreto, de Sarandí, y luego en la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes, de Wilde. Colaboró con el Movimiento de Encuentro Matrimonial Mundial, aunque fue en Wilde donde experimentó y maduró el llamado al ministerio.

Juan Victorio Rolón. Nació en Zárate hace 51 años. Tiene cuatro hijos, frutos de su matrimonio con Leonarda, y tres nietos. Siendo licenciado y profesor de Enfermería, se radicó en Villa Caraza en 1988, y desde entonces vivió ligado a la parroquia Nuestra Señora de Fátima.

Según contó, poco a poco fue comprometiéndose con las tareas de la parroquia por intermedio del presbítero Félix Llama, y con el apoyo del presbítero Gabriel Favero, decidió seguir su tarea como ministro.

Eduardo Omar Sabaini. De 55 años, tiene cinco hijos con Graciela, a la cual se unió hace 33 años. De joven, conoció la fe en la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, aunque continuó de adulto acompañando a la comunidad de San Judas Tadeo. Sostiene que fue descubriendo su vocación con el acompañamiento y la guía de los padres Roberto López y Antonio Facerias SF.+
« Volver
Noticias relacionadas:
Mons. Frassia: Estar cerca de Dios es estar cerca de la gente  18.07.2019
Tres nuevos diáconos permanentes en Córdoba  11.07.2019
Ser generosos en la escucha y audaces en la respuesta  11.07.2019
Mons. Frassia: "El Señor pasa, llama, toca, habla, comunica"  04.07.2019
Mons. Canecín a los neopresbíteros: “Sólo un sacerdote enamorado, podrá transformar la realidad”  02.07.2019
Mons. Puiggari presidirá ordenaciones en Paraná  26.06.2019
Celebración interreligiosa por el Día de la Bandera  26.06.2019
Bolívar 218, 3º Piso (1066)
Buenos Aires, Argentina
(54-11) 4343-4397
 

AICA es miembro de la:
Ingresar © Copyright 2019 | AICA | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Triliton