Jueves 2 de julio de 2020

Los obispos filipinos cancelan las tarifas por los sacramentos

  • 19 de marzo, 2019
  • Manila (Filipinas)
Cada vez más obispos filipinos se suman a la iniciativa de abolir el sistema de las tarifas por los servicio de la Iglesia, como funerales, misas por los difuntos, matrimonios. "Que los fieles donen lo que puedan", es el espíritu que prevalece cada vez más entre los prelados.
Cada vez más obispos filipinos se suman a la iniciativa de abolir el sistema de las tarifas por los servicio de la Iglesia, como funerales, misas por los difuntos, matrimonios. "Que los fieles donen lo que puedan", es el espíritu que prevalece cada vez más entre los prelados, según indica una nota de AsiaNews.

Tal es el caso del obispo de Balanga, monseñor Ruperto Santos, quien difundió esta semana una circular para eliminar el tarifario para las celebraciones de funerales y bendiciones dentro de la diócesis. La orden será operativa desde el día de Pascua, el 21 de abril.



La circular de la diócesis de Balanga responde a las indicaciones del papa Francisco, que ya desde su elección dijo querer una "Iglesia pobre y para los pobres" y que en varias ocasiones evidenció que los sacramentos son un don de Dios y pidió a las iglesias celebrar los ritos en forma gratuita.

Según monseñor Santos, la ordenanza "es necesaria para consolidar el dolor de las personas afligidas por la desaparición del difunto". Él sostiene que "desde el punto de vista de la Iglesia, las obligaciones financieras no son de primaria importancia y no deben ser un peso" para las familias del querido extinto. Por esto ordenó a los sacerdotes de su diócesis no pretender una suma fija por las misas fúnebres y las conmemoraciones de los difuntos.

"Debemos estar abiertos -dice- a la libre voluntad de donar o pagar (la contribución ofrecida) a la Iglesia".

Filipinas es el país de mayoría católica más poblado de Asia. En 2015 el primer obispo que eliminó el tarifario por los servicios eclesiásticos fue monseñor Sócrates Buenaventura Villegas, arzobispo de Lingayen-Dagupan. En lugar de las cuotas preestablecidas, él sugirió la creación del "Pananabangan" o "espíritu de administración": las parroquias habrían aceptado lo que los fieles hubiesen podido donar, en base a su situación económica.

Según el padre Roy Bellen, de la oficina de comunicaciones de la arquidiócesis de Manila, el objetivo es abolir el "arancel system" dentro de 2021, cuando la Iglesia filipina festejará el 500 aniversario de la llegada del cristianismo.

"Esperemos que esto pueda ser un indicador del cambio de los fieles que quieren sostener a la Iglesia -afirma- en vez de pensar que pueden ?comprar los sacramentos? de la Iglesia". +