Miércoles 30 de septiembre de 2020

Mons. Ojea realizó el lavatorio de pies en una unidad penal de San Martín

  • 19 de abril, 2019
  • San Martín (Buenos Aires)
El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, realizó el lavatorio de pies a doce internos de la Unidad 48 del Complejo Penitenciario de San Martín, repitiendo el gesto servicial de Jesucristo en la Última Cena. El prelado invitó a los presos a confiar en Cristo que "nos asegura que vamos a salir adelante si confiamos en Él".
El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, realizó el lavatorio de pies a doce internos de la Unidad 48 del Complejo Penitenciario de San Martín, repitiendo el gesto servicial de Jesucristo en la Última Cena.

"En este día sintamos ese amor enorme de Jesús; al hacer el lavatorio de los pies entre nosotros, lo que queremos expresar es que el Señor se humilla, se pone de rodillas delante de nosotros", explicó en la homilía de la misa de la Cena del Señor.

El prelado precisó que "Jesús nos quiere decir que nos comprende a cada uno, que comprende los problemas que tenemos" y agregó: "Él nos comprende enormemente, nos asegura que vamos a salir adelante si confiamos en Él".



"La esperanza es como una flor chiquita que va creciendo entre las grietas de la violencia y de la división, en un problema que no parece propicio, pero la esperanza firme va creciendo", destacó.

Hacia el final de su reflexión, monseñor Ojea invitó a los presos que participaban de la celebración eucarística a "confiar en Cristo en este Jueves Santo. Vamos a dejarnos lavar los pies con mucha confianza y vamos a proponernos lavar los pies los unos a otros".

"Hoy celebramos la herencia de Jesús, Él sabe que se va y quiere dejarnos algo, entonces nos deja su cuerpo y su sangre en la Eucaristía y nos deje este gesto de amor, la única herencia de los cristianos es el amor al prójimo, lavar los pies al otro, eso es lo que nos quiere dejar antes de morir", concluyó.+