Viernes 27 de noviembre de 2020

Cardenal Parolín a la FIAC: "El desafío es reconciliar las diferencias"

  • 30 de marzo, 2015
  • Ciudad del Vaticano
El Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, se reunió este sábado en el Vaticano con los miembros del Secretariado del Foro Internacional de Acción Católica (FIAC), a quienes les recordó que "para construir un mundo de paz es necesario ante todo reconciliar las diferencias". Tras señalar que "la dimensión misionera debe caracterizar a todas las estructuras de la Iglesia", dijo que le transmitirá al papa Francisco que "puede contar con ustedes y con toda la Acción Católica".
"La dimensión misionera debe caracterizar a todas las estructuras de la Iglesia, incluso la Curia Romana". Lo subrayó el Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, al reunirse este sábado en el Vaticano con los miembros del Secretariado del Foro Internacional de Acción Católica (FIAC).

El purpurado expresó su agradecimiento por los objetivos de la cooperación internacional eclesial que caracterizan el programa de una Acción Católica "en salida".

El Secretariado del FIAC se reunió en estos días en Roma para definir la agenda de los compromisos que caracterizarán el camino de los próximos dos años.

Estuvieron presentes 30 líderes y asistentes nacionales de los 5 países de la coordinación del FIAC - Argentina, Italia, Rumania, España y Burundi, apoyados por Ruanda - que se reúnen para momentos de trabajo unitario y por áreas.

El coordinador del FIAC y presidente de la Acción Católica Argentina, Emilio Inzaurraga, acompañado por el asistente eclesiástico del FIAC, monseñor Mansueto Bianchi, presentó las actividades que realizan las asociaciones de Acción Católica de los 50 países del FIAC, el apoyo a los cristianos de Tierra Santa, propuestas misioneras y de formación para los jóvenes en los países de África Central y Burundi y Ruanda marcados por los conflictos étnicos, la experiencia del encuentro de jóvenes del Mar Negro que se celebrará el próximo verano en Georgia.

"Vivimos en un mundo marcado por conflictos y laceraciones. Para construir un mundo de paz es necesario ante todo reconciliar las diferencias", recordó el cardenal Parolin y agregó: "Las diferencias sociales, culturales, políticas y religiosas que caracterizan el pluralismo de nuestros contextos tienden a ponernos en la oposición y a convertirse en conflictos".

"El desafío para los cristianos -subrayó- es hacer converger las diferencias en una unidad superior. Se trata de una tarea encomendada especialmente a los laicos cuya vocación es, como afirma el Concilio Vaticano II, la animación de la realidad temporal, la vida en el mundo."

"En un mundo en el que nos enfrentamos por un lado con el secularismo y por el otro por la ?manipulación de la religión? usada en sentido instrumental, la única manera de evangelizar y de ser ?testigos atractivos?", dijo el Secretario de Estado y añadió: "Despertar preguntas en los corazones de los hombres para responder con nuestras vidas, en el diálogo, con respeto y sensibilidad".

"Hay un mundo que está sufriendo y buscando respuestas y si somos cristianos, la respuesta la tenemos. Si nos ponemos al servicio de los demás, construimos algo bueno".

La reunión duró más de una hora y se llevó a cabo en el Salón de los Tratados así llamado porque allí se realiza la firma oficial de los acuerdos entre la Santa Sede y los otros países, sin embargo, dijo el Secretario de Estado: "Los acuerdos son válidos cuando esta la buena fe y la voluntad para preservarlos. Nosotros aún creemos en esto y por esto trabajamos".

"Reconciliar las diferencias" y estar al servicio de la unidad, también dentro de la Iglesia, trabajando por la colaboración entre movimientos, es el consejo del Secretario de Estado al Foro Internacional de Acción Católica.

"Cuando yo era un niño -dijo el cardenal Parolin al recordar de memoria la letra del himno de Aspirantes? la Acción Católica era la única asociación eclesial. Hoy hay muchos movimientos y más allá de las dificultades iniciales, queda el desafío de la unidad al servicio de la única misión de la Iglesia".

"Le diré al papa Francisco que puede contar con ustedes y con toda la Acción Católica", subrayó.

El trabajo del Secretariado concluyó el domingo 29 de marzo, con la participación en la misa del Domingo de Ramos y la XXX Jornada Mundial de la Juventud diocesana, presidida por el Papa en la Plaza San Pedro.+