Jueves 13 de agosto de 2020

Consudec: "El otro, un bien para la realización personal"

  • 13 de julio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente del Consudec afirmó que de la crisis actual sólo se saldrá si se recupera "la experiencia elemental de que el otro no es una amenaza, sino un bien para la realización de nuestra persona"

El presidente del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), presbítero José Álvarez, consideró que “si no recuperamos la experiencia elemental de que el otro no es una amenaza, sino un bien para la realización de nuestra persona, será difícil salir de la crisis en la que nos encontramos en las relaciones humanas, sociales y políticas”.

“De aquí deriva la urgencia de que Occidente sea un espacio en el que se puedan encontrar los diferentes sujetos, cada uno con su identidad, para ayudarse a caminar hacia el destino de felicidad que todos anhelamos”, sostuvo.

En su editorial en la revista Consudec de julio, el sacerdote afirmó que “defender este espacio de libertad para cada uno de nosotros y para todos, es la razón definitiva de un compromiso en favor de una Argentina en la que no haya ni imposiciones por parte de nadie ni exclusiones por motivos de prejuicios o de pertenencias diferentes a las nuestras”.

“Una Argentina para cuya construcción cada uno pueda aportar su propia contribución, ofreciendo su propio testimonio, reconociendo como un bien para todos y sin que ningún ser humano se vea obligado a renunciar a su propia identidad para poder pertenecer a la casa común”, agregó.

El presidente del Consudec destacó que los cristianos no tienen miedo a entrar “sin privilegios en este diálogo a campo abierto”, al subrayar: “Para nosotros esta es una ocasión extraordinaria de verificar la capacidad que tiene el acontecimiento cristiano para mantenerse en pie ante los nuevos desafíos, puesto que nos ofrece la oportunidad de testimoniar a todos lo que sucede en la existencia cuando el hombre se encuentra con el acontecimiento cristiano en el camino de su vida”.

“En el encuentro con el cristianismo, nuestra experiencia nos ha mostrado que la savia vital de los valores de la persona no son las leyes cristianas, o estructuras jurídicas y políticas confesionales, sino el acontecimiento de Cristo. Por eso nosotros no ponemos nuestra esperanza ni la de los demás en nada que no sea el acontecimiento de Cristo, que vuelve a suceder en un encuentro humano, en cada encuentro humano”, concluyó.

La revista Consudec y otro material importante para el educador católico en el sitio web www.consudec.org.+