Sábado 8 de agosto de 2020

El Patriarcado Latino obligado a vender tierras en Nazaret para afrontar su "enorme déficit"

  • 16 de junio, 2020
  • Nazaret (Tierra Santa) (AICA)
El Patriarcado Latino de Jerusalén se ve obligado a vender tierras y propiedades inmobiliarias en la zona de Nazaret para hacer frente a un "enorme déficit", causado por problemas financieros.

El Patriarcado Latino de Jerusalén se ve obligado a vender tierras y propiedades inmobiliarias en la zona de Nazaret para hacer frente a las deudas económicas acarreadas desde hace varios años vinculadas a la construcción y lanzamiento de la Universidad Americana de Madaba, en Jordania.

“No es ningún secreto”, se lee en un comunicado difundido el 12 de junio por el Patriarcado- “que en los últimos años el Patriarcado Latino de Jerusalén ha alcanzado un enorme déficit de alrededor de 100 millones de dólares debido a la mala gestión operativa del pasado, conectada a la Universidad Americana de Madaba”. 

Las deudas, explica el texto, “son con varios bancos, y no con el Vaticano”, contrarrestando las acusaciones “falsas e infundadas” que circulan a este respecto en los medios y las redes sociales. 

La historia a la que se refiere explícitamente el comunicado patriarcal -señala la Agencia vaticana Fides- es la de la Universidad Americana de Madaba (American University of Madaba, AUM), una universidad afiliada al Patriarcado Latino de Jerusalén, cuya primera piedra había sido bendecida por el Papa Benedicto XVI el 9 de mayo de 2009, y que se inauguró el 30 de mayo de 2013 en presencia del rey Abdallah II. 

A finales de 2014, la Santa Sede tuvo que intervenir para abordar los problemas administrativos y financieros que marcaron la construcción y el lanzamiento de la institución académica. Una comisión ad hoc, establecida por la Secretaría de Estado, a su vez, había confiado a un comité de administración local, presidido por el arzobispo Giorgio Lingua, en ese momento nuncio apostólico en Jordania, la tarea de “seguir y coordinar de cerca, hasta julio de 2015, el trabajo de la Universidad”.

El arzobispo Pierbattista Pizzaballa –se recuerda en el comunicado de prensa que se acaba de publicar-, fue nombrado administrador apostólico en junio de 2016 también “para encontrar una solución a estos problemas”. 

En los últimos cuatro años, se ha iniciado y llevado a cabo una gran reorganización de la administración. “Pero visto el amontar de la enorme deuda, y a pesar de los muchos esfuerzos realizados para recaudar fondos, agrega el texto patriarcal, se ha visto claramente que la única solución posible es vender algunas propiedades”. 

En la lista de bienes que se pretenden vender también hay “varias propiedades en Jordania”, que sin embargo son insuficientes para pagar las deudas, dado que en ese país los precios del mercado han disminuido aún más debido a la actual situación económica mundial. 

“Por esta razón, y después de muchos otros intentos”, informó el Patriarcado, se tomó la decisión “de vender tierras en Nazaret”. Una decisión “debidamente aprobada por todos los órganos competentes”, incluidos los de la Santa Sede. 

“Las tierras en el área de Nazaret han sido compradas por un empresario árabe”, y han quedado excluidos de la venta “más de 100 dunams de tierra (correspondientes a 10 hectáreas) destinados a obras e iniciativas “para el beneficio futuro” de la comunidad cristiana local. La decisión de vender tierras en Nararet -concluye el comunicado de prensa -, fue tomada con gran dificultad, y solo porque esta elección representaba el último recurso para hacer frente a los problemas económicos que de otra manera no tendrían solución”. +