Domingo 3 de marzo de 2024

España: se beatificará a otros veinte mártires de la Guerra Civil

  • 9 de noviembre, 2023
  • Sevilla (España) (AICA)
La celebración tendrá lugar en la catedral sevillana, durante una Eucaristía que estará presidida por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto del Dicasterio de las Causas de los Santos.
Doná a AICA.org

El sacerdote sevillano Manuel González-Serna Rodríguez será beatificado el próximo 18 de noviembre en la catedral de Sevilla, España, junto a otros 19 mártires (nueve presbíteros, un seminarista y nueve laicos), que fueron ejecutados en el verano de 1936, tras estallar la Guerra Civil Española.

El arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses, explicó a la prensa que los veinte mártires sufrieron la muerte plenamente conscientes de su destino, ya que fueron detenidos y ejecutados sin un juicio previo.

El 19 de julio de 1936, Manuel González-Serna, párroco de Constantina (Sevilla) fue detenido por la fuerza para ser interrogado. En prisión, le dispararon varias veces para amedrentarlo, y lo maltrataron y vejaron durante días. El 23 de julio, lo llevaron de nuevo a la parroquia, entre los insultos de la gente que lo veía pasar, y allí, en la sacristía, lo mataron de dos disparos, para después profanar su cadáver. 

Para conocer la biografía de cada uno de los veinte integrantes de la Iglesia sevillana que serán beatificados el 18 de noviembre, el arzobispado local presentó el libro 'Mártires de la persecución religiosa en la arquidiócesis de Sevilla'

Asimismo, también se ha presentado "El cartel", obra de Juan Palomo Reina, en la que se representa un retrato colectivo del grupo de los veinte mártires.

La celebración de la Eucaristía por la beatificación estará presidida por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto del Dicasterio de las Causas de los Santos.

Se trata de “un acontecimiento de gracia, que va a revitalizar la fe de nuestras comunidades cristianas, para hacer de ellas espacios de justicia, de amor y de paz, también de convivencia y reconciliación, porque los mártires son una riqueza espiritual para todos”, afirmó el arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses. 

Para el arzobispo hispalense, el martirio “es un don de Dios», por lo que «estos hermanos nuestros, que murieron perdonando a los que les quitaban la vida, son un ejemplo grande para nosotros, que seguramente no nos encontraremos en la tesitura material de dar la vida como ellos, pero sí estamos llamado a vivir esa dimensión martirial de la vida cristiana auténtica, que aspira a la santidad, a la entrega total y a dar la vida si fuera preciso, contribuyendo a la renovación de la Iglesia y de la sociedad”.+