Lunes 15 de abril de 2024

La arquidiócesis de Corrientes prepara su Colecta Diocesana Anual

  • 4 de agosto, 2023
  • Corrientes (AICA)
La iniciativa, titulada Ñemuasai, propone a los fieles donar el 1% de los ingresos como expresión de comunión y solidaridad con la obra evangelizadora de la Iglesia. Será los días 5 y 6 de agosto.
Doná a AICA.org

Desde hace varios años, la arquidiócesis de Corrientes lleva adelante su Colecta Diocesana Anual Ñemuasai, que propone a los fieles donar el 1% de los ingresos mensuales como expresión de comunión y solidaridad con la obra evangelizadora de la Iglesia. Es por única vez en el año y se realizará los días 5 y 6 de agosto.

Ñemuasai es una palabra guaraní que nos identifica no solo como provincia sino como región; siendo expresión de nuestras profundas raíces cultural-religiosas, en el que la comunión es un valor vivido en el cotidiano compartir de los miembros de la comunidad”, expresan desde la arquidiócesis.

El vocablo significa "extender, propagar, esparcir la semilla", como lo hace el sembrador. Es una palabra que invita a la esperanza de vida que llevan las semillas esparcidas en la tierra.

Al colocarle ese nombre a esta nueva colecta, que tiene lugar el primer fin de semana de agosto, se busca esparcir la semilla del compartir en el corazón de los fieles, esperando una respuesta generosa, que corresponda a los dones y talentos que Dios esparce en sus fieles para que redunde luego en bien de todos.

Con lo recaudado se quiere priorizar la formación de los agentes de pastoral mediante talleres, cursos y seminarios, lo que implica su traslado y movilidad, viáticos y estadías. También, ayudar a cubrir los gastos de los eventos diocesanos: celebraciones como Semana Santa, Corpus Christi, Navidad, peregrinaciones, encuentros del pueblo de Dios, presentación de documentos eclesiales, formación de catequistas y de secretarios parroquiales, etc.

Los aportes recibidos se distribuyen de la siguiente manera: el 30% lo conserva la parroquia, con preferencia para la formación de sus agentes de pastoral; el 70% restante se envía al arzobispado, de donde una mitad se destinará también a la formación de agentes de pastoral, y la otra mitad se utilizará para cubrir los gastos de los eventos diocesanos.

La propuesta es donar el 1% de los ingresos. Otras alternativas, para las personas que no tienen ingresos mensuales, podrían ser dar sumas concretas de dinero por colecta, por mes; donar lo equivalente a bienes de consumo cotidiano (por ejemplo, un kilo de pan; o guardar los vueltos pequeños y donarlos el fin de semana.+