Martes 20 de octubre de 2020

La Comisión Episcopal de Ministerios acompaña al clero y anima las vocaciones

  • 23 de septiembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
En una entrevista a Radio María, el presidente de la Comisión Episcopal de Ministerios, monseñor César Daniel Fernández, brindó detalles sobre la tarea que desempeñan.

El obispo de Jujuy y presidente de la Comisión Episcopal de Ministerios (Cemin), monseñor César Daniel Fernández, junto con algunos miembros, brindaron una entrevista al programa “Animados por el Espíritu”, de Radio María.

En sus declaraciones, monseñor Fernández explicó cuál es la tarea de la comisión: “La Cemin tiene cuatro áreas de trabajo, de particular atención pastoral: acompañar a los sacerdotes en su camino de formación, de comunión, en la gracia sacramental; al diaconado permanente, esta vocación tan importante; a los seminarios de formación; y la promoción de las vocaciones sacerdotales”, expresó. “En una gran comisión tenemos cuatro subcomisiones, cada una importante y estratégica para el crecimiento de la vida en la Iglesia”, detalló.

“En estos últimos años hemos dado pasos muy importantes para la formación y la estructura del diaconado permanente en la Argentina”, señaló el obispo. “Hay mucho trabajo, hecho con muchas diócesis a lo largo de muchos años, que se recoge en comunión y nos anima a avanzar en el servicio y la misión”.

En cuanto a los seminarios y la promoción de vocaciones sacerdotales, el prelado explicó: “La organización de los seminarios tiene ya muchos años en la Argentina, un camino hermoso de encuentro anual de todos los formadores, de todos los seminarios donde personas muy prestigiosas nos han venido formando a los formadores”, destacó. “Apreciamos que en esta tarea delicada haya una institución que nos provea de elementos de formación, de orientación y de reflexión, y también el intercambio para hacer un camino común de servicio a la formación sacerdotal”. 

Luego, el presbítero Fernando Laguna, secretario ejecutivo de la Comisión, reconoció: “La gente tiene una linda mirada sobre nosotros, los sacerdotes” y recordó que este año, al no poder realizarse el Encuentro Nacional de Sacerdotes, “hubo un momento brocheriano” que se llevó a cabo en Villa Cura Brochero, en la provincia de Córdoba”. También valoró el trabajo del Equipo Jeremías, que “ayuda a la salud integral de los ministros ordenados y los que están en formación”.

Por último, el presbítero cordobés Gustavo Antonio Zaninetti, secretario nacional para la Formación Permanente de los Presbíteros, sumó su reflexión: “Es una gracia de la Iglesia en la Argentina que tantos sacerdotes quieran formarse. Ha sido una sorpresa el camino que hizo la Iglesia en los últimos 25 años en relación a los sacerdotes”.

“En 1994 se realizó el primer encuentro sacerdotal en Villa Cura Brochero, mientras comenzaba a avanzar la causa del Cura Gaucho”, recordó el padre Zaninetti.+