Jueves 25 de julio de 2024

La Rioja: la diócesis celebró 90 años de ser pueblo y tierra de tinkunaco y mártires

  • 8 de julio, 2024
  • La Rioja (AICA)
Mons. Braida presidió la misa, citó a Angelelli y pidió: "Que la Virgen del Valle, San Nicolás y los beatos mártires nos animen en este peregrinar tras las huellas de Jesús divino Niño Alcalde".
Doná a AICA.org

La comunidad riojana participó, este domingo 7 de julio, de la fiesta de invierno en honor de san Nicolás de Bari, patrono de la diócesis y de la provincia de La Rioja, en cuyo marco se celebró el nonagésimo aniversario de la creación de esta jurisdicción eclesiástica, con el lema "90 años de fe, esperanza y misión".

La misa central fue presidida por el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, en el atrio de la catedral local.

"Somos pueblo del tinkunaco, un pueblo con vocación de encuentro, por eso hoy a la misma hora que cada 31 de diciembre, estamos viviendo este encuentro entre nosotros, encuentro con los santos y encuentro con el mismo Dios", destacó en la homilía.


"Qué bien nos hace encontrarnos como miembros de un mismo pueblo, contemplar el rostro de hermanos y hermanas que viven la misma fe en distintos rincones de nuestra querida provincia", agregó.

El prelado riojano aseguró que "si estamos reunidos, es porque nos sentimos amados profundamente por un Dios que es rico en misericordia y nos busca para que, unidos a Él, tengamos una vida plena y feliz".

"Que en esta misa, que en este encuentro, nos dejemos amar y querer por el Señor y por su pueblo. La oración compartida en comunidad, la Eucaristía especialmente, nos llena el corazón y nos anima en la misión cotidiana", profundizó.

Monseñor Braida recordó que esa tierra nicolasiana dio a la Iglesia cuatro mártires que "amaron esta tierra y por su pueblo dieron la vida", e invitó a dar gracias por sus testimonios de vida y entrega evangélica.

Tras citar dos párrafos del último mensaje de inicio de año del obispo mártir Enrique Angelelli, expresó: "Con memoria agradecida hacia el pasado y mirando este presente, seamos conscientes de que hoy nosotros somos este pueblo riojano del que habla nuestro beato Enrique, que confiamos en Cristo y queremos ser fieles a su enseñanza, asumiendo con alegría nuestros compromisos misioneros".

"¡Demos lugar en nosotros a este regalo de Dios, ser miembros de esta Iglesia que cumple 90 años, de ser pueblo riojano, de ser tierra del tinkunaco, de ser tierra de mártires!", exclamó.

"La Virgen del Valle, san Nicolás y los beatos mártires riojanos nos animen en este peregrinar tras las huellas de Jesús divino Niño Alcalde, en este peregrinar hacia la patria celestial, hacia la casa eterna del cielo", concluyó.+

-> Texto completo de la homilía