Martes 21 de mayo de 2024

La Universidad Católica de Córdoba tiene nuevo rector

  • 21 de diciembre, 2022
  • Córdoba (AICA)
El padre Andrés Ignacio Aguerre SJ asumió el cargo en la única casa de altos estudios de la Compañía de Jesús en el país. Sucede al padre Alfonso Gómez SJ, al frente de la institución desde 2013.
Doná a AICA.org

El padre Andrés Ignacio Aguerre Herrera SJ asumió y juró como nuevo rector de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), la única casa de altos estudios de la Compañía de Jesús en el país y la primera institución privada del nivel superior en la Argentina.

De este modo se convirtió en el  décimo rector de la historia de la UCC, con mandato hasta diciembre de 2025. Sucedió al padre Alfonso Gómez SJ, quien condujo la institución desde el 20 de diciembre de 2013 hasta la fecha.

El acto académico se llevó a cabo este martes, en el histórico templo de la Compañía de Jesús, en la Manzana Jesuítica de la ciudad de Córdoba, y fue presidido por el presbítero Eduardo Casas, en representación del arzobispo de Córdoba, monseñor Ángel Sixto Rossi SJ, quien no pudo estar presente por encontrarse en Rafaela, Santa Fe, con motivo de la asunción del obispo de esa localidad. Copresidió la ceremonia el provincial de la Provincia Argentino-Uruguaya de la Compañía de Jesús, padre Rafael Velasco SJ, exrector y actual vicecanciller de la UCC.

Estuvieron presentes autoridades del Gobierno de la Provincia y de la Municipalidad de Córdoba; rectores de otras universidades con sede en esta ciudad; familiares, invitados especiales e integrantes de los equipos de gestión, docentes y estudiantes de la UCC.

Luego de la invocación religiosa, a cargo del padre Pablo Lamarthée SJ, también flamante vicerrector de la UCC, el padre Velasco repasó y agradeció los logros de la gestión del rector saliente, y también expresó su gratitud por la disponibilidad del padre Aguerre para asumir “los grandes desafíos” que tienen las universidades jesuitas en la cultura actual, “en diálogo con el mundo”; desafíos que describió como "una tarea y una gracia de Dios".

El padre Gómez centró su discurso de despedida en los agradecimientos (a su familia, a la Compañía de Jesús, y a los docentes, investigadores, estudiantes y colaboradores). "Agradezco a cada persona que haya sido protagonista de estos 9 años (...), en los que he visto mucho servicio y mucho compromiso", expresó.

Luego de la lectura del acta de designación, el padre Aguerre realizó el juramento correspondiente, y ofreció su primer discurso como flamante rector de la UCC. Agradeció, en primer lugar, el respaldo del rector saliente: “He experimentado el acompañamiento y el apoyo fraterno y profundo de Alfonso, quien me ayudó a que esta transición fuera lo más suave posible, aunque haya resultado bastante intensa”, manifestó.

Tras afirmar que el rector saliente le brindó, “con inmensa apertura, sabiduría y transparencia, toda la información y la experiencia acumulada a lo largo de los años”, destacó la “visión y el compromiso con la UCC” de su predecesor.

Acerca de su nueva misión, el flamante rector dijo: “Acabo de prestar mi juramento ante Dios como Rector de la Universidad. Son esos momentos en los que me gusta repetirme aquello de San Ignacio: ‘Dame tu Amor y Gracia que esta me basta’”.

Asimismo, aseguró que -en el tiempo que lleva en la UCC- pudo “contemplar ese amor hecho pasión en estudiantes que, con esfuerzo cotidiano, llegaron a graduarse en años difíciles; y esa misma pasión en decanos, docentes, investigadores y en todo el personal”.

El padre Aguerre citó palabras del superior general de los Jesuitas, padre Arturo Sosa SJ, quien dijo que "discernir supone arriesgar…, aunque correr riesgos no surge espontáneamente de la dinámica de instituciones que han construido con esfuerzo una identidad, un modo exitoso de educar y producir conocimiento’”. A partir de esa idea, lanzó una invitación: “Querida comunidad, quiero desafiarlos y desafiarlas a este discernimiento y a renovar nuestra vocación, para seguir formando personas de ciencia, conciencia y compromiso”.

Por último, el religioso jesuita invitó a compartir dones y esfuerzos: “Como en la imagen de la multiplicación de los panes, si cada uno da de lo que tiene y puede, el milagro se da. Se lo agradezco a todos. Encomiendo a Dios esta nueva misión, y a Él pido que bendiga a cada uno y cada una de ustedes. Muchas gracias”.

Antecedentes personales y académicos
El padre Aguerre nació en Montevideo, Uruguay, el 8 de junio de 1970. Siete años después, sus padres decidieron radicarse en Buenos Aires, donde cursó seis años de la escuela primaria y toda la secundaria en el Colegio del Salvador. 

Ingresó en la Compañía de Jesús en diciembre de 1987; completó su noviciado en San Miguel, donde también cursó sus estudios de Filosofía en el Colegio Máximo; el Magisterio lo hizo en el Colegio Javier, de Guayaquil (Ecuador). Luego volvió a la Argentina, al Colegio Máximo, para completar sus estudios teológicos. Posteriormente, obtuvo la licenciatura en Gestión Educativa por la Universidad CAECE, en la Ciudad de Buenos Aires.

En octubre de 2000, en San Miguel, fue ordenado sacerdote; y completó su trayecto formativo jesuita en Venezuela, en 2004, con la tercera probación. Sus últimos votos religiosos los hizo en Buenos Aires, en noviembre de 2005.  Desde entonces, ha desarrollado diversas tareas pastorales y apostólicas. 

Fue administrador del Colegio del Salvador; rector de esa institución entre 2004 y 2010; superior de la Comunidad jesuita de Santa Fe y rector del Santuario de Nuestra Señora de los Milagros, entre 2011 y 2012; y fue “socio” (principal colaborador) del Padre provincial de la Provincia argentino uruguaya de la Compañía de Jesús, entre 2012 y 2020. 

Durante 2021 fue director del Centro de Espiritualidad Ignaciana de Argentina (CEIA); y, a principios de 2022, asumió como vicerrector de la UCC, responsabilidad que dejó ayer para ocupar el cargo de rector.

Más información en www.ucc.edu.ar y redes sociales.+