Viernes 25 de septiembre de 2020

Los obispos de Jujuy llamaron a ser "una sola familia", sin distinciones

  • 6 de agosto, 2020
  • Jujuy (AICA)
Al celebrar al Santísimo Salvador, los obispos jujeños, Mons. César Fernández (Jujuy), Mons. Florencio Paredes Cruz y Mons. Pedro Olmedo Rivero (Humahuaca), enviaron un mensaje a la comunidad.

Los prelados de la provincia de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, obispo de Jujuy; monseñor Florencio Félix Paredes Cruz CRL, prelado de Humahuaca, y monseñor Pedro Olmedo Rivero CMF prelado emérito de Humahuaca, enviaron un mensaje a la comunidad con motivo de la solemnidad del Santísimo Salvador que la Iglesia celebra hoy, 6 de agosto.

“Queremos acercarle a todo el Pueblo de Dios que peregrina en la provincia de Jujuy una palabra de aliento, de esperanza y solidaridad en estos tiempos tan difíciles que todos estamos atravesando a causa del coronavirus”.

“Como Iglesia queremos que sientan nuestra cercanía y todo nuestro afecto fraterno en estos momentos difíciles. Pero muy particularmente, nos sentimos cercanos y solidarios con nuestros hermanos que se encuentran enfermos y sus familias”. 

Haciéndose eco de las consecuencias no solo sanitarias sino también sociales, económicas, laborales y afectivas que provocó la pandemia, manifestaron el “desasosiego, miedo, dolor, aislamiento y privación de nuestros afectos”, que muchos experimentan: “A todos queremos decirles que no están solos: sabemos por la fe que nuestro buen  Dios está con nosotros, así como también experimentamos y agradecemos a tantas personas que están haciendo lo imposible para cuidarnos y curarnos".

En este sentido, los obispos se ofrecieron a “acompañar en todo lo que podamos a los que se hallan más afectados”, y animaron a cada jujeño a hacer lo mismo. Aprovecharon para agradecer “a todas las personas e instituciones que están trabajando en la primera línea contra esta pandemia: trabajadores de la salud, médicos, enfermeros, agentes sanitarios, personal auxiliar, personal de las fuerzas de seguridad, etc.”, y animaron, “Dios quiera que este testimonio de solidaridad estimule a muchos otros”.

Por eso, rogaron al Santísimo Salvador, en el día de su fiesta, “que nos fortalezca en la fe, la esperanza y el amor. Lo necesitamos porque tendremos que poner mucha fuerza para seguir cuidándonos y cuidando a nuestros seres queridos”. Los prelados llamaron a ser “una sola familia”, “que no haya distinciones ni banderías entre nosotros a la hora de poner el hombro y tender la mano al que nos necesita.  No se nos pase de largo ninguna obra buena que podamos hacer por los demás.  Cultivemos todo lo que construye y edifica la comunidad que debemos vivir todos los jujeños. Siempre busquemos hacer lo que nos une y desechar todo lo que nos pueda dividir en este momento tan duro”.

Al concluir, pidieron la bendición a la Madre del Rosario de Río Blanco y Paypaya, patrona de la provincia de Jujuy.+